Marta Almajano cantó en Praga "Del Amor"

07-07-2005

Uno de ellos domina por excelencia la voz y el otro la flauta histórica. En el marco de los Festejos Estivales de Música Antigua se presentaron esta semana, por primera vez al público checo, la soprano española Marta Almajano y el flautista belga Barthold Kuijken.

"Cuando tenía unos 18 ó 19 años, un colega de mi hermano escuchó que un amigo suyo había comprado en un mercado de segunda mano una caja llena de viejos instrumentos musicales. Me llamó para verlos. Al día siguiente llegué enseguida y descubrí entre ellos una flauta que era extraordinariamente buena. Ese hombre fue muy generoso conmigo. Necesitaba dinero, por eso no pudo regalármela, pero me la ofreció por un precio muy bajo. Yo no quería engañarle, le expliqué que podía vender la flauta a un intérprete más famoso por un precio mucho más alto, yo entonces era un simple estudiante. Pero él me la dejó a mí. Esta flauta tiene una personalidad muy fuerte. Este instrumento te dice lo que puedes hacer y lo que no, y al tratar de forzarla te dice estrictamente que no. Cuando empecé a estudiar instrumentos antiguos había muy poca gente en Bélgica que se ocupara de ello. Ir a buscar a profesores extranjeros era demasiado caro, así que tuve que aprender solo. Es la mejor escuela que uno pueda desear", contó Barthold Kuijken.

Barthold Kuijken vino a presentar la flauta barroca de la que acaba de hablar a Praga, sin embargo, para el concierto que tuvo lugar este martes eligió un instrumento alemán de mediados del siglo 18. Kuijken, acompañado por el joven clavicembalista belga Ewald Demeyere, interpretó en los Festejos Estivales de Música Antigua sonatas de Johann Sebastian Bach y su segundo hijo Carl Philipp Emanuel.

"Ahora que acabo de ver a Barthold Kuijken, por ejemplo, sin que los demás conciertos me interesen menos, pero me resulta muy emotivo coincidir con él porque pertenece a una generación de músicos que abrieron las puertas de la música antigua. Y para mí es emocionante porque cuando yo era muy joven, tenía 16, 18 años, escuchaba sus discos, con mucha veneración además porque había muy poquita gente a la que le interesara el repertorio barroco. En su generación fueron los primeros. Y nos abrieron las puertas y nos lo pusieron mucho más fácil a quienes vinimos después", sostuvo la soprano Marta Almajano.

En el concierto titulado "Del Amor" la soprano Marta Almajano ofreció este lunes en Praga canciones del romanticismo español, repertorio que, con el pianista suizo Michel Kiener, también grabó para la discográfica Harmonia Mundi. En el programa figuraron, por ejemplo, composiciones de Vicente Martín y Soler, hoy casi olvidado en la misma España, pero en su época un autor muy famoso que compitió con Mozart.

"Es un programa muy variado en el que se abordan estilos muy diferentes. Disfruto mucho haciendo las arietas italianas porque son casi un reto para la voz, ponen a prueba un poco el virtuosismo. Pero también disfruto mucho, por ejemplo, haciendo la música de tintes populares con la que cerré el programa que aparentemente es menos complicada de cantar. Me gustan todas".

Ud. interpretó canciones en italiano, castellano, gallego. ¿Hay también canciones románticas en catalán?

"Sí, sí, también hay. Este lunes interpreté tres canciones de un autor catalán que se llama Carnicer, pero estaban escritas en castellano, eran una traducción del griego clásico. Es la época en la que comienzan los nacionalismos. Yo creo que en la segunda mitad del siglo 19 se empiezan a sentar las bases para otros músicos de principios del siglo 20, que son mucho más conocidos, como Falla, Granados, Albeniz. Creo que la base se empieza a sentar a finales del siglo 19 recuperando un poco los estilos de cada zona, de cada región".

Con el pianista Michel Kiener colabora desde hace unos cuatro años. ¿Cómo se encontraron?

"En realidad nos conocimos hace bastantes más años, igual hace ocho o diez años a través de otros colegas músicos. Recuerdo que yo lo conocí en el festival en Montreux en Suiza, a donde fui a cantar con Lucca Pianca un programa de Seicento Italiano. Allí estaba él, nos conocimos, coincidimos más veces, hicimos algo de música, ensayamos un poquito y nos encontramos bien. Y cuando yo decidí que quería montar un programa sobre esta época, pues, pensé que era el pianista adecuado".

¿A finales de este verano van a realizar una gira en común por España?

"Sí. En concreto en Aragón, vamos a hacer una gira por Zaragoza, que es mi ciudad, Huesca y Teruel, que son dos ciudades más pequeñitas allí cercanas. Unos meses más tarde haremos este mismo programa en el Palau de la Música Catalana en Barcelona en una sala nueva de cámara que han hecho, que creo tiene una bonísima acústica y todavía no la conozco. Tengo ganas de probarla".

¿Planea alguna gira también por América Latina?

"De momento no. He estado varias veces en México cantando, pero no tengo ningún plan. Me gustaría mucho. Es una zona a la que me apetecería mucho viajar y cantar".

Hasta aquí la cantante española Marta Almajano. Los Festejos Estivales de Música Antigua en Praga se prolongan hasta el 31 de julio. El próximo miércoles otra soprano de la Península Ibérica, Carmen Botella Galbis, ofrecerá un concierto de música barroca española.

07-07-2005