"Me encanta la radio porque no es el crujido de papel", dice el redactor de Radiojournal

05-05-2003

"Me encanta la radio porque no es el crujido de papel", dice Dusan Valenta, el redactor de Radiojournal, la principal estación noticiosa de la Radio pública checa que este año cumple los ochenta años de existencia.

Dusan Valenta empezó a trabajar en la entonces Radio Checoslovaca en el año 1990 y le tocó vivir de cerca la partición del estado conjunto de checos y eslovacos y el nacimiento de la República Checa.

"Fue un tiempo frenético y a la vez el período más feliz que pasé en la Radio. Trabajé aquí primero como técnico y cuando veía a través del cristal cómo los redactores hablaban al micrófono me dije: ¿Por qué no hacerlo también? Lo que más me atraía era hablar, moderar. En los primeros meses hacía un programa matutino, pero con el paso del tiempo empecé a salir, hacer reportajes y confeccionar noticias".

Al igual que otros redactores radiofónicos, también Dusan Valenta tuvo que someterse a un entrenamiento periodístico, cómo hablar al micrófono y modular la voz, cómo preparar las noticias. Pero destaca: "Con eso uno aprende mucho, pero lo más fundamental es sentirlo, si no te sale del corazón, abandonarás pronto esta profesión".

Dusan Valenta apunta también que lo bonito en la Radio es que viene al trabajo y nunca sabe qué hará ese día, qué acontecimiento cubrirá.

"Es además un trabajo directo, vivo y espontáneo gracias al cual estás en el centro de los acontecimientos. Nunca he trabajado en la televisión pero me parece que en lo que a la transmisión de emociones se refiere, la televisión está más cerca a la radio. Y en la prensa impresa no quisiera trabajar, es para mí demasiado estático, demasiado crujido de papel", matiza el redactor de Radiojournal, Dusan Valenta.

05-05-2003