Médicos centroeuropeos se unen para levantar la voz

21-11-2012

Médicos checos, eslovacos, húngaros y polacos se manifestaron este martes para mostrar su descontento con la situación en el sector de la Salud. Por primera vez en la historia los galenos del Grupo de Visegrado (V4) se unen para realizar una protesta a nivel europeo.

Foto: ČTKFoto: ČTK ‘Salven la Sanidad. Un sistema enfermo es peligroso para todos’. Bajo este lema miles de médicos del Grupo de Visegrado se sumaron a las protestas efectuadas este martes en la República Checa, Eslovaquia, Hungría y Polonia.

Los médicos centroeuropeos se unieron para hacer más contundente su petición de aumento de salarios y del presupuesto del sector sanitario en general.

Los galenos checos, además, expresaron su desacuerdo con el previsto cierre de algunos hospitales y el reforzamiento de las competencias de las aseguradoras de salud.

Martin Engel (a la derecha), foto: ČTKMartin Engel (a la derecha), foto: ČTK El jefe de los Sindicatos Médicos, Martin Engel, no descartó la posibilidad de volver a convocar en el futuro protestas similares hasta lograr una mejora del sistema sanitario del país, según dijo.

“Al parecer, nos veremos obligados a realizar protestas más duras. Por ejemplo, barajamos la posibilidad de que los médicos dejen de hacer horas extra. Se puede decir que no tenemos muchas alternativas para conseguir nuestros objetivos. Pero los precedentes de Eslovaquia y otros países muestran que los médicos siempre se han salido con la suya si mantienen la solidaridad y no se dejan intimidar”.

Leoš Heger, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRoLeoš Heger, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo Engel agregó que los médicos mostraron este martes que son capaces de unirse a nivel europeo y luchar conjuntamente, lo que les dará más fuerza a la hora de negociar sobre sus exigencias en el futuro.

Por su parte, el ministro de Salud, Leoš Heger, aseguró que se mantendrá firme de cara a las presiones e insistió en la necesidad de llevar a cabo el proyecto gubernamental que supone, entre otras cosas, la reducción del número de camas en los hospitales del país.

“El número de camas se reducirá. Por otro lado, queremos mejorar el sistema de tratamientos postoperatorios y a largo plazo. Mientras que el nuevo método de pago por la diagnosis debería ayudar a los pacientes a la hora de escoger el hospital más apropiado para sus necesidades”, indicó.

Foto: Vangelis Thomaidis / Stock.XCHNGFoto: Vangelis Thomaidis / Stock.XCHNG Por otro lado, Heger reiteró que el Ministerio actualmente no dispone de recursos para volver a aumentar el salario a los médicos, cuyo sueldo medio asciende a 2.240 euros, lo que representa más del doble de la media salarial del país.

21-11-2012