Mene Tekel denuncia la persecución de los familiares de los presos políticos en Checoslovaquia

24-02-2015

La persecución de los familiares de los presos políticos durante el comunismo, ese es el tema de la IX edición del festival contra el totalitarismo Mene Tekel que abrió sus puertas el lunes en Praga.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová Surgido hace nueve años para denunciar los horrores del comunismo, el festival Mene Tekel se ha convertido en un foro internacional contra el totalitarismo.

La edición de este año se centra en la persecución y discriminación que sufrieron los familiares de los presos políticos durante el comunismo en Checoslovaquia.

El director del evento, Jan Řeřicha, profundizó en el tema escogido para esta edición.

Jan Řeřicha, foto: Martina SchneibergováJan Řeřicha, foto: Martina Schneibergová “Escogimos este tema, porque durante el comunismo miles de personas fueron injustamente encarceladas. Muchas veces se olvida que detrás de cada preso político había una familia. Los presos estaban confinados, pero sus familiares sufrían además por desconocer su paradero”.

Uno de los objetivos del festival Mene Tekel es tratar de impedir que las nuevas generaciones pierdan el interés por los sucesos de ese difícil capítulo de la historia del país.

Los familiares de los presos políticos fueron castigados de diferentes maneras. A los adultos se les prohibió, por ejemplo, ejercer sus profesiones y terminaron limpiando ventanas o junto a una caldera, mientras que los jóvenes no pudieron estudiar en las universidades.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová Además de esos castigos, sufrieron la confiscación de propiedades y fueron víctimas de acoso, recordó Řeřicha.

“Hubo muchos abusos. En las escuelas los jóvenes eran maltratados, se les veía como a ovejas negras. La crueldad de los años 50 se repitió 20 años después durante el llamado periodo de normalización”.

En los años 70 el régimen castigó a todos los que participaron o simpatizaron con el movimiento reformista de 1968 que pretendía poner un ‘rostro humano’ al socialismo.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová Entre los años 1948 y 1989 el régimen comunista checoslovaco envió injustamente a prisión a más de 250.000 personas, se desprende de informaciones del Instituto para el Estudio de los Regímenes Totalitarios.

El festival Mene Tekel ofrecerá durante una semana conferencias, charlas, exposiciones y conciertos, sobre los horrores del pasado totalitario y denunciará la falta de libertad y la violación de los Derechos Humanos en diferentes partes del mundo.

24-02-2015