Menores checos engordan mucho

17-03-2016

La mayoría de los niños checos sufren falta de movimiento y pasan demasiado tiempo delante del televisor o la computadora. En comparación con otras naciones, los menores checos figuran entre los que consumen más alcohol y tabaco a nivel mundial, según se desprende del estudio internacional HBSC que comparó las costumbres de unos 220.000 escolares de 42 países.

Michal Kalman, foto: Prokop Havel, ČRoMichal Kalman, foto: Prokop Havel, ČRo Los datos recogidos en la República Checa para el análisis HBSC son alarmantes. El descenso de la actividad física y las malas costumbres alimenticias son los datos más preocupantes.

El estudio pone en evidencia que un 80% de los niños checos se mueven poco, por lo que aumenta la aparición de sobrepeso y obesidad. Además un elevado porcentaje se alimenta de manera irregular, según indicó Michal Kalman, uno de los encargados del análisis.

“Un 60% de los niños checos, menores de 15 años, no desayunan regularmente, y tan solo el 20% cena regularmente con su familia”, dijo.

En cuanto a la falta de movimiento, los niños no sobresalen de la media europea, sin embargo hace unos años la situación en este país era mucho mejor.

“Los niños checos siempre se situaban entre sus coetáneos europeos más activos”, indicó Kalman, agregando que hoy una cuarta parte de los niños checos pasan la mayor parte de su tiempo libre mirando el televisor o jugando en el ordenador, algunos de ellos hasta seis y más horas diarias.

Europa se encamina hacia enfermedades cardíacas, vasculares y cancerosas

Foto ilustrativa: Comisión EuropeaFoto ilustrativa: Comisión Europea Jarmila Rážová, del Ministerio de Salud, destacó que es necesario utilizar todos los medios accesibles para combatir la situación y evitar un lúgubre futuro en Europa.

“Si el estilo de vida sigue siendo tal y como es hoy, pues cerca del año 2050 en Europa se disparará la apariencia de enfermedades no infecciosas crónicas, o sea enfermedades cardíacas, vasculares y cancerosas”, resaltó.

El apoyo del deporte auspiciado por el Ministerio de Educación podría mejorar la situación. El Gobierno ha aprobado aumentar los recursos destinados a despertar el interés de los niños por las actividades deportivas.

Foto ilustrativa: Comisión EuropeaFoto ilustrativa: Comisión Europea El Ministerio se propone además aumentar el número de clases de educación física en las escuelas y modificar los menús en los comedores escolares, ya que los niños consumen cada vez menos frutas y verduras.

El estudio pone en evidencia, además, que alarmante resulta también el alto consumo de alcohol, tabaco y drogas entre los niños checos.

Los menores de este país ocupan el segundo lugar en el ranking de consumo regular de alcohol, un 30% de los escolares ha confesado haber probado la marihuana y un 20% de menores de 15 años fuma tabaco.

17-03-2016