Ministerio del Interior: Sistema de reconocimiento facial para los estadios checos

26-03-2019

El Ministerio del Interior checo quiere mejorar la seguridad de los espectadores en los estadios de fútbol. En un partido entre el Sparta y el Pilsen resultaron heridas varias personas como consecuencia de luces de bengala y petardos.

Foto: Enrique MolinaFoto: Enrique Molina Los hinchas problemáticos deberían aparecer en una base de datos del Ministerio del Interior para impedirles la entrada a los estadios. Esa ha sido la idea presentada por el Ministro del Interior Jan Hamáček para aumentar la seguridad durante los encuentros deportivos.

Jan Hamáček, foto: archivo de la Oficina del Gobierno ChecoJan Hamáček, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo En declaraciones a la Radiodifusión Checa, el ministro Hamáček indicó que es necesario trabajar con las direcciones de los grandes equipos de fútbol del país.

“Hablamos de sistemas de reconocimiento facial. Algo parecido a lo que funciona en los aeropuertos. Para ello se requieren finanzas. Estoy en la mejor disposición de negociar con las Juntas Directivas de los mayores equipos de fútbol para saber si están dispuestos a efectuar algún desembolso financiero”.

El ministro aseguró que su deseo es que la base de datos en la que se incluya a todos los hinchas problemáticos funcione a finales del año en curso. De acuerdo con Hamáček resulta inaceptable que la violencia reine en las graderías y que los espectadores deban ser atendidos por los servicios de urgencias médicas.

Sobre el tema de la base de datos se habla desde hace cinco años. La Asociación de Fútbol ya dispone de algunos datos e informaciones sobre los hinchas que causan problemas, pero no es suficiente.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová El ministro Hamáček sostiene que es necesario aplicar algunas enmiendas a la ley sobre las agencias de seguridad. Resulta que los grandes equipos tienen contratos con agencias que son las que llevan la mayor carga sobre la seguridad durante los partidos, pero a la vez tienen lógicamente competencias limitadas, y su actuación no siempre es la mejor.

Con el fin de incrementar la cooperación con las mismas, el Ministerio del Interior quiere que se trate de agencias certificadas, que cumplan una serie de requisitos profesionales y diferentes obligaciones.

El ministro Hamáček adelantó que su deseo es que la seguridad en los estadios checos se pueda comparar con la que rige en Gran Bretaña.

En el mencionado partido de la semana pasada entre el Sparta y el Pilsen, tres personas resultaron heridas. El árbitro se vio obligado a parar el encuentro para permitir que los efectivos antidisturbios calmaran la situación en las graderías. La persona que lanzó los petardos fue inculpada y puede recibir una pena de hasta 10 años de prisión.

26-03-2019