Ministra de Educación podría tener sus días contados

17-09-2007

La ministra de Educación, Dana Kuchtová, del Partido de los Verdes podría tener contados sus días en el Gobierno. El líder de dicha formación, Martin Bursík, no descarta la destitución de la ministra en caso de confirmarse que no cumplió con sus responsabilidades.

Ministra de Educación, Dana KuchtováMinistra de Educación, Dana Kuchtová Después de nueve meses al frente de la cartera de Educación, Dana Kuchtová, una de las mujeres más firmes dentro del gubernamental Partido de los Verdes ha caído en desgracia.

Su Ministerio no logró elaborar de la manera esperada los materiales para obtener dos mil 500 millones de euros de los Fondos de la Unión Europea destinados a la Educación. Esto significa que escuelas y universidades podrían ver estancados sus proyectos de investigación y desarrollo.

Bruselas pidió a Praga la reelaboración del material oficial porque encontró una serie de lagunas. De todas maneras, en caso de que la nueva versión del documento cumpla todos los requisitos de la Unión Europea, el dinero llegará a la República Checa un año después de lo esperado.

El vice primer ministro y líder de los Verdes, Martin Bursík, fue muy claro al expresar que en caso de demostrarse negligencia por parte de la ministra Kuchtová, a ella no le quedaría otra salida que dimitir.

Michaela Sojdrova y Jiri Cunek (Foto: CTK)Michaela Sojdrova y Jiri Cunek (Foto: CTK) "La responsabilidad política de la ministra Kuchtová está estrechamente relacionada con los resultados de su trabajo. Debo reconocer que su posición en este momento no es muy firme", explicó el vice primer ministro Bursík.

Los analistas indican que la situación surgida tiene varios niveles. Por un lado perjudica directamente a las escuelas y universidades, daña el prestigio del país a nivel comunitario y provoca enfrentamientos entre las tres formaciones que integran el Gobierno de coalición, o sea el Partido Cívico Democrático, el democristiano Partido Popular y los Verdes.

La diputada Michaela Sojdrová, del democristiano Partido Popular, estima que la situación es tan grave que pidió la convocatoria de una reunión de los líderes de los tres líderes de la coalición gubernamental.

Sojdrová insiste en que el asunto ha llegado tan lejos que ya no se trata de un problema del Ministerio de Educación. La diputada está convencida de que el Gobierno debe buscar una solución, al tiempo que pide la destitución inmediata de la ministra Dana Kuchtová, a la que responsabiliza por lo ocurrido.

17-09-2007