Ministro checo de Exteriores a favor de prolongar el embargo a Rusia

18-05-2015

El Ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek, dio a entender en una entrevista para un medio ruso que la Unión Europea debería prolongar las sanciones económicas contra Moscú. En su opinión hay evidencias de que el Kremlin sigue enviando armas a las milicias separatistas de Ucrania.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 “Actualmente está claro que Rusia sigue suministrando armas pesadas a sus milicias en Dombás y que miles de soldados rusos no se hallan solo en la frontera, sino que penetran en territorio ucraniano”, así se expresó el ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek, en entrevista para el periódico digital ruso Gazeta.ru, al explicar por qué en su opinión la Unión Europea debería mantener el embargo contra Moscú.

De acuerdo con el canciller checo, por ahora no se perfila en el horizonte una tregua real en Donbas y el propósito real de Rusia es usar a los separatistas de Donetsk y Lugansk para influir en la estabilidad de Ucrania y debilitar su gobierno.

La cuestión es si las sanciones europeas tienen incidencia en la economía rusa. Para el economista Filip Fyrbach, de GE Money Bank, el país se halla en una situación delicada, que amenaza con continuar hasta el año que viene.

Lubomír Zaorálek, foto: ČT24Lubomír Zaorálek, foto: ČT24 “Creo que lo peor está todavía por venir. Este año se espera que la economía rusa caiga un 5%, aunque el año que viene la caída debería ser menor. Hay factores que van a perjudicar el crecimiento. Si miramos los pagos de deuda externa en dólares de este año, van a ser bastante altos, y van a hacer que caiga el rublo y a mantenerlo bajo presión”.

El fin del embargo vendría por parte de Bruselas en el momento en el que se cumpliera el acuerdo de Minsk, que cuenta con la celebración de elecciones libres en la zona separatista. Esto no es de momento, según Zaorálek, factible. “Me parece que preparar elecciones en Donetsk y Lugansk bajo el control de sus actuales representantes, los separatistas prorrusos, y con presencia de los llamados voluntarios rusos y armas pesadas, es simplemente imposible. Lo que queremos es que Rusia contribuya a crear una atmósfera de normalidad”, afirmó.

Foto ilustrativa: ČTFoto ilustrativa: ČT Al mismo tiempo advirtió que no puede aceptar un referéndum del tipo que hubo en Crimea, donde se votó bajo vigilancia militar. “Creo, que si Rusia no se hubiera entrometido, Ucrania habría podido solucionar el problema de sus regiones orientales de forma pacífica”, sostuvo el ministro.

Asimismo, ante el apunte de Gazeta.ru de que el presidente checo, Miloš Zeman, a menudo hace declaraciones favorables al punto de vista del Kremlin, Zaorálek insistió en que “los pronunciamientos pueden diferir, pero en general entre los representantes institucionales checos hay consenso. Con el presidente puede haber diferencias en los matices, pero en cuestiones de interés nacional predomina el acuerdo”.

18-05-2015