Ministro de Cultura checo perdió su lucha contra el cáncer

25-07-2005

El ministro checo con más años en el cargo tras noviembre del 89, Pavel Dostál, perdió su lucha contra el cáncer. El ministro de Cultura y político más popular de la República Checa falleció el pasado domingo por la mañana en el Instituto Oncológico Masaryk de Brno, a la edad de 62 años.

Pavel Dostál (Foto: CTK)Pavel Dostál (Foto: CTK) Hasta sus últimas horas Pavel Dostál trabajaba en el Ministerio y participaba en las sesiones del Gobierno y de la Cámara Baja. Al despedirse a finales de junio de sus compañeros diputados, les deseó éxito electoral en caso de que no volvieran a encontrarse tras las vacaciones.

"Pavel Dostál fue realmente un ministro excelente. Condujo muy bien la cultura checa a través del complicado período posterior a la transición", expresó el primer ministro checo, Jirí Paroubek, subrayando el hecho de que fue una de las personalidades políticas más reconocidas del país.

Pavel Dostál se esforzó a lo largo de los siete años en el cargo en conseguir más dinero para el sector de la cultura. Promovió, entre otros, la aprobación de la Ley de derechos de autor y una enmienda a la Ley de iglesias. Ideó y organizó la construcción del monumento a las víctimas del comunismo en el antiguo campo de trabajos forzados Vojna, en Bohemia Central, a cuya inauguración asistió personalmente el pasado mes de mayo.

El ministro de Cultura y diputado socialdemócrata, quien también se dedicó al periodismo y a escribir obras teatrales, ha luchado valientemente contra el destino desde septiembre del año pasado, cuando los médicos le diagnosticaron un cáncer de páncreas. Incluso en los momentos en que sufría grandes dolores no perdía su sentido del humor, contestaba a las llamadas y a los e-mails de sus amigos y recibía visitas en el hospital.

"Fuimos a verlo con mi esposa hace un mes. Lucía de optimismo vital, y yo seguía creyendo que iba a curarse, aunque los pronósticos médicos ya eran negativos. Lamentablemente se mostró que Pavel tenía la voluntad de luchar contra la muerte, pero la muerte tuvo más fuerza", manifestó uno de los amigos de Pavel Dostál, Milos Zeman, quien en 1998 como Primer Ministro lo invitó por primera vez al Gobierno.

Pavel Dostál, 2004  (Foto: CTK)Pavel Dostál, 2004 (Foto: CTK) Pavel Dostál contó con el respeto de toda la comunidad cultural. El ex presidente checo, Václav Havel, lo calificó como un ministro que realmente quería la cultura, porque él mismo provenía de ella. El director del Teatro Moravo de Olomouc, Václav Kozusník, señaló que Pavel Dostál era un profesional reconocido.

"Pavel Dostál fue una personalidad singular. No era diplomático, hablaba con el corazón en la lengua, siempre decía directamente lo que pensaba aunque muchas veces fuera muy desagradable para él. Por ello lo apreciábamos tanto", dijo Václav Kozusník.

Pavel Dostál aprendió el oficio de técnico químico. En los años sesenta se desempeñaba como dramaturgo y director artístico de teatro en Olomouc, su ciudad natal. En agosto de 1968 participó en las emisiones de la Radiodifusión Checoslovaca contra los ocupantes del Pacto de Varsovia. En 1969 abandonó el Partido Comunista, al que se afilió a sus 18 años, como consecuencia de lo cual fue condenado a trabajar como fogonero. En junio de 1990 fue elegido diputado.

Pavel Dostál era de orientación izquierdista, pero ni en el Ministerio ni en lo personal distinguía a las personas según sus ideas políticas. "Nuestra relación amistosa fue un buen ejemplo de que la política no tiene que separar a la gente", expresó el presidente checo, Václav Klaus, una de las últimas personas, aparte de la familia, que habló con el enfermo antes de su muerte.

Hace más de dos meses el ministro de Cultura, Pavel Dostál, dio la última despedida a la renombrada actriz checa Stella Zázvorková. Las mismas palabras son válidas para él.

"Existe un epitafio para clownes que dice: Tan sólo al llegar la risa tras la lágrima, voy a creer que me han querido".

25-07-2005