Misión cumplida: Telecom fue definitivamente privatizado

13-04-2005

A pesar de la crisis gubernamental que se arrastra en la República Checa por varios meses, en la cara del primer ministro checo, Stanislav Gross, se pudo observar este martes una sonrisa de satisfacción. El gobierno vendió la parte mayoritaria de las acciones de la empresa Telecom Checo a la Telefónica española. La transacción alcanzó aproximadamente 2,75 mil millones de euros. El gigante de telecomunicaciones español pasa a ser así el segundo inversionista más grande en este país.

Director general de Telefónica, César Alierta Izuel (a la izquierda) y el primer ministro checo, Stanislav Gross (Foto: CTK)Director general de Telefónica, César Alierta Izuel (a la izquierda) y el primer ministro checo, Stanislav Gross (Foto: CTK) El gobierno checo se mantiene en el poder en estos días más bien por fuerza de inercia, después de que varios ministros dimitieran y otros están amenazando con renunciar a su cargo debido al escándalo financiero del primer ministro, Stanislav Gross. Quizá por ello el gabinete se apresuró para decidir sobre la privatización de una de las últimas empresas en las que posee la parte mayoritaria.

En 2002 la privatización de Telecom fracasó, en aquél entonces el consorcio de Deutsche Bank y TDC ofrecía 1,8 mil millones de euros. El ministro de Hacienda checo, Bohuslav Sobotka, resaltó que la suma que la República Checa recibirá ahora más los dividendos conseguidos durante aproximadamente dos años, es casi el doble de la suma anterior.

Los españoles, que ganaron la licitación a las empresas Swiscom y Belgacom, mostraron gran interés por entrar en el mercado checo, según confirmó el director general de Telefónica, César Alierta Izuel, inmediatamente después de que fuera firmado en Praga el contrato.

Foto: CTKFoto: CTK "Este país tiene una economía estable con un claro horizonte de crecimiento y una sociedad moderna altamente receptiva a los nuevos avances en materia tecnológica. La economía de la República Checa muestra una evolución muy satisfactoria con un crecimiento estimado al cuatro por ciento y una inflación controlada por debajo del tres por ciento y reúne atrayentes suficientes para atracción de inversiones extranjeras que potencian el desarrollo de infraestructuras y el fortalecimiento de la actividad productiva en el país".

Al llegar a la República Checa, el gigante telefónico español se prepara para expandirse más hacia el Este. Se especula que Telefónica próximamente quisiera entrar en el mercado turco.

"Telefónica sistemáticamente evalúa alternativas de inversión de forma muy selectiva y en este momento está estudiando Turtelecom, pero está en la fase de estudios y no se ha tomado ninguna decisión sobre ese tema".

La empresa española debería pagar una décima parte de la suma financiera a más tardar cuatro días después de la firma del contrato. El resto será reembolsado después de que la transacción sea aprobada por la Comisión Europea y la Oficina de Protección de la Competencia Económica checa. Se estima que la operación financiera se lleve a cabo en unos tres meses.

13-04-2005