Muchos jóvenes checos pasan sus vacaciones trabajando en el extranjero

26-07-2005

Cada año son más los checos que deciden pasar sus vacaciones en el extranjero para trabajar y mejorar sus conocimientos de idiomas. La oferta es variada : pueden elegir entre una estancia con finalidad linguística o de trabajo.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Los checos descubrieron esta posibilidad en los años noventa cuando viajar al exterior era algo nuevo. Este aumento de interés fue un impulso para la creación de agencias que organizan distintas estancias en el extranjero. La primera de ellas fundada en 1993 fue Student Agency. La gerente Vera Buchtová habla de los principios de dicha agencia.

"Fue una idea de nuestro director que viajó a Inglaterra para un trabajo de verano. Al regresar, se le ocurrió ayudar a hacerlo accesible también a otros jóvenes checos. Hoy, Student Agency asegura todos los servicios relacionados con los viajes de estudio y de trabajo al extranjero."

Los cursos de idiomas están destinados a clientes de todas las edades. Según las estadísticas de Student Agency, el número de participantes se multiplicó por diez desde 1998. Hoy, unos 5000 clientes disfrutan cada año de esa posibilidad. Los jóvenes prefieren estancias de trabajo. Estos programas les permiten trabajar, viajar y aprender a la vez el idioma del país visitado. El número de este tipo de clientes alcanza los 3000 al año pero es un programa que se viene desarrollando tan sólo desde 2001. Preguntamos a Iva Svobodová de Student Agency adónde viajan los clientes con mayor frecuencia.

"Los checos viajan sobre todo a Estados Unidos con el programa "Work and Travel" y estudian en los países de habla inglesa. Estos países son los más concurridos con el 90 por ciento de las estancias."

Otra representante de Student Agency, Nada Málková, añade que también crece el interés por los demás idiomas. Los países hispanohablantes son hoy el destino del 2 por ciento de los clientes, el español con el francés se sitúan en la tercera posición. Por eso, Student Agency ha ampliado su oferta.

"Para aprender el español, proponemos estancias variadas, a saber en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Granada y otras ciudades. En España, el modo de vida es diferente. Muchas actividades empiezan por la noche lo que resulta difícil para los checos."

Según Nada Málková, los gustos de los checos han cambiado porque empiezan a interesarse también por América Central y del Sur. Los nuevos destinos son Peru, Ecuador y Costa Rica. Aunque el principal motivo sigue siendo aprender el idioma, los checos desean combinar sus estudios con las vacaciones de aventura.

26-07-2005