Narcotraficantes checos encarcelados en Tailandia probablemente volverán acasa

07-05-2003

Dos ciudadanos checos condenados en Tailandia por narcotráfico a altas penas de prisión, podrían cumplir el resto de su condena en la República Checa. Desde septiembre, un acuerdo suscrito entre ambos países posibilita la mutua extradicción de reclusos.

Emil Novotný fue detenido en 1995 en el aeropuerto internacional de Bangok con más de cuatro kilogramos de heroína, un año más tarde la policía tailandesa capturó a Radek Hanykovics que trataba de contrabandear unos 2 kilogramos y medio de la misma droga. Ambos fueron condenados a 50 años de prisión. Las penas fueron posteriormente reducidas a 42,5 y 25 años, respectivamente.

El ministro de RR.EE. checo, Cyril Svoboda, tras negociar con su homólogo tailandés, Surakiart Sathirathai, que visitó este martes Praga, indicó que uno de los checos podría volver a la patria quizá este año.

Radek Hanykovicz, foto: CTKRadek Hanykovicz, foto: CTK "Existe la posibilidad de que uno de los condenados vuelva a la RCh este año, el otro podría volver probablemente el año entrante. Ello depende de la cooperación entre los órganos de justicia. Por supuesto, hay voluntad política para llevar a cabo ese asunto".

El Tribunal Supremo checo primero tiene que dar su visto bueno al veredicto tailandés. En cuanto lo apruebe, los reclusos podrían ser trasladados a una prisión de la RCh, precisó una portavoz del Ministerio de Justicia.

"En caso de que el Tribunal Supremo checo confirme el fallo tailandés, serán cumplidas todas las condiciones necesarias para que Tailandia pueda decidir si extraditará a los checos o no. Ello después depende sólo de ese país".

"En cuanto recibamos la solicitud del Tribunal Supremo checo, de inmediato empezaremos con los trámites", sostuvo al respecto el ministro de RR.EE. de Tailandia.

07-05-2003