Narcotraficantes checos regresan de la cárcel tailandesa a la Patria

13-01-2004

A Praga arribaron este martes dos checos condenados en Tailandia a altas penas de prisión por narcotráfico. Emil Novotný y Radek Hanykovics, cumplirán el resto de sus penas en alguna de las cárceles de la República Checa.

Emil Novotný (por izquierda) y Radek Hanykovics, foto: CTKEmil Novotný (por izquierda) y Radek Hanykovics, foto: CTK El traslado de los dos narcotraficantes checos de Tailandia a la República Checa fue posible gracias a la suscripción entre los dos países de un acuerdo sobre extradición recíproca de delincuentes. La firma del acuerdo fue precedida por negociaciones que duraron más de seis años.

Como indicara el embajador de la República Checa en Tailandia, Jirí Sitler, el traslado al país es un hecho muy positivo para los dos reclusos checos.

"La posibilidad de cumplir el resto de las penas en la República Checa es muy significativa para los dos desde muchos puntos de vista. Lo más importante, considero, es que se encontrarán en su Patria, cerca de sus familiares y eso les ayudará síquicamente. El cambio lo notarán también en la asistencia médica y en la alimentación".

Jiri Sitler (por izquierda), Emil Novotný y Radek Hanykovics (por la derecha), foto: CTKJiri Sitler (por izquierda), Emil Novotný y Radek Hanykovics (por la derecha), foto: CTK Emil Novotný, de 28 años de edad y Radek Hanykovics, de 35 años, fueron detenidos en el aeropuerto de Bangkok cuando intentaban salir del país con un contrabando de heroína. A mediados de los años noventa los dos fueron condenados en Tailandia a 50 años de prisión. Las penas les fueron reducidas posteriormente. A Emil Novotný a 42 años y seis meses y a Radek Hanykovics a 25 años.

Del aeropuerto los dos reclusos fueron trasladados este martes a la sede del Tribunal del distrito de Praga 6. Este, según Jana Jodlová, portavoz de la Administración Penitenciaria checa, decidirá en qué cárceles serán recluidos.

"El Tribunal decidirá sobre el tipo de cárcel en la que serán ubicados los dos reclusos. En la República Checa se acostumbra situar a los condenados en una cárcel cercana al lugar de residencia de sus familiares. Novotný y Hanykovics tendrán las mismas obligaciones y los mismos derechos que los demás presos".

En la República Checa las penas a los narcotraficantes son mucho más moderadas, pero en vista del acuerdo con Tailandia, Novotný deberá cumplir todavía 34 años de prisión y Hanykovics 17 años.

13-01-2004