Nieve paralizó el tráfico en Moravia del Norte

08-12-2005

El invierno ha irrumpido con plena fuerza en el noreste de la República Checa. Mientras que los niños en Moravia del Norte se alegraron este miércoles con las montañas de nieve, los encargados de la manutención de carreteras se pasaron horas sin descansar restableciendo el tráfico en las rutas locales.

Foto: CTKFoto: CTK Las abundantes nevadas que afectaron en la noche del martes al miércoles a Moravia del Norte, impidieron el tráfico en varias carreteras y vías férreas y dejaron sin electricidad a unos cien mil habitantes. Los troncos de los árboles que cayeron bajo el peso de la nieve húmeda bloquearon el acceso a las estaciones transformadoras damnificadas. Los apagones se produjeron sobre todo en las comarcas de Valasské Mezirící y Frýdek-Místek. Debido a la nieve, tuvieron que cerrar este miércoles la escuela polaca de Hnojník, según explicó su directora, Malgorzata Rakowska.

"Por la mañana no teníamos electricidad, así que no era posible calentar la escuela. En el edificio había trece o catorce grados centígrados. El 96, 3 por ciento de nuestros alumnos se desplazan a la escuela desde lugares apartados. La calamidad de nieve les impidió viajar a la escuela. Hoy sólo han llegado a cada clase tres o cuatro alumnos".

La nieve también causó dolores de cabeza a los comerciantes de la metrópoli de Moravia del Norte, Ostrava, según confirmó la propietaria de una pequeña tienda de alimentos en un barrio periférico de la ciudad, Vera Adamcíková.

Foto: CTKFoto: CTK "Cuando no hay corriente eléctrica, no hay agua caliente, no funciona la calefacción de gas, y sobre todo no funcionan las instalaciones refrigerantes. Me las apañé poniendo todo en el congelador, donde los alimentos se conservan mucho más tiempo, pero de todas maneras es muy desagradable. Estuve vendiendo a la luz de una vela. Los panecillos que suelen suministrarme a las seis y media de la mañana me los trajeron con varias horas de retraso, porque también tuvieron problemas con la electricidad".

Los árboles caídos y las cargas de nieve interrumpieron por varias horas el tráfico del ferrocarril entre Moravia del Norte y la vecina Eslovaquia. También en los pasos fronterizos por carretera, situados en las zonas montañosas de Beskydy, se formaron largas colas de automóviles debido a las nevadas. En las carreteras de la región somontana de la sierra de Jeseníky fue decretado el estado de calamidad.

Durante todo el día y la noche del miércoles al jueves la situación en Moravia del Norte se calmó, sin embargo los encargados de la manutención de carreteras advierten a los automovilistas que circulen con precaución.

08-12-2005