Niños checos tendrán su Ombudsman

22-05-2007

La ministra sin cartera Dzamila Stehlíková propone crear una institución que vele por el respeto de los derechos del niño. El proyecto de la Oficina del Ombudsman de Niños debería estar listo antes de finales de este año.

Dzamila Stehlíková (Foto: CTK)Dzamila Stehlíková (Foto: CTK) El reciente caso de un niño de siete años de edad maltratado, que fue descubierto por casualidad por un vecino en la ciudad de Kurim, Moravia del Sur, obligó al Gobierno checo a reformar puntos del Código Penal.

Una de las medidas a tomar para impedir el maltrato de niños será la centralización del trabajo de asistentes sociales de modo que surja una oficina unificada que investigue las denuncias de ciudadanos o instituciones. A la vez debería coordinarse mejor la cooperación de los profesionales de la educación, los médicos y la Policía.

La ministra sin cartera, Dzamila Stehlíková, encargada de los derechos humanos en el Gobierno, apunta que los asistentes sociales a veces no aplican las normativas existentes.

"Tenemos instrumentos jurídicos e institucionales que no se han aprovechado plenamente. Por ejemplo, existe la Institución de Medidas Preventivas que permite retirar la custodia del niño maltratado a sus padres en unas pocas horas".

Jirí Pospísil (Foto: CTK)Jirí Pospísil (Foto: CTK) La idea de crear una Oficina del Defensor de Niños nació en la sesión extraordinaria del Consejo gubernamental para los derechos del niño que se reunió este lunes debido al caso del chico maltratado de Kurim. Stehlíková indicó que instituciones similares existen en los países escandinavos y en EE.UU.

Por su parte, el ministro de Justicia, Jirí Pospísil, prevé emitir una directiva para que los fiscales puedan regular las informaciones que se publiquen sobre las víctimas infantiles de actos criminales hasta el momento en que sea aprobada una enmienda al Código Penal. Esta debería garantizar la protección de los datos personales de menores so pena de una multa de hasta 1 700 euros.

La presidenta del Fondo de Niños Amenazados, Marie Vodicková, alaba los esfuerzos del Gobierno.

"Es necesario informar al público sobre estos casos terribles para que eventualmente pueda reconocerlos y denunciarlos. Sin embargo, debería impedirse que cualquiera identifique al niño, es decir no deberían publicarse el apellido de la víctima infantil, su dirección etc."

El Ministerio de Justicia promete presentar dicha enmienda dentro de dos meses. En la actualidad el Código Penal prohíbe publicar únicamente las fotografías y los datos personales de los delincuentes menores.

22-05-2007