Niños de Ucrania llegan a Chequia para salir de la realidad que les rodea

03-02-2015

A la República Checa arribó este lunes el primer grupo de niños de Ucrania invitados por el Gobierno checo a una estancia temporal para alejarlos de la dura realidad que se vive en su país. El proyecto cuenta con la acogida sucesiva de unos cien niños ucranianos en total, acompañados de sus educadores.

Niños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTKNiños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTK Los primeros 30 niños ucranianos que llegaron a Chequia provienen de familias de origen checo. Fueron alojados en un hotel del Ministerio del Interior situado en la atractiva zona turística junto a la represa de Orlík, al sur de Praga, y durante las próximas dos semanas podrán aprender checo, visitar la capital y practicar deportes.

Los huéspedes ucranianos fueron recibidos por el ministro de Relaciones Exteriores, Lubomír Zaorálek, quien recalcó que la estadía de los menores formaba parte de la ayuda de Chequia a Ucrania.

Niños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTKNiños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTK”Durante una visita a Ucrania el año pasado me enteré de que los niños ucranianos no pueden ir a la escuela en invierno porque la calefacción no funciona y el frío reina también en los hogares. Acordamos entonces invitar a un determinado número de menores a que pasen parte del invierno en la República Checa”.

Para los niños ucranianos de origen checo esta estancia puede ser de gran utilidad en el futuro, sostiene Helena, profesora ucraniana que acompaña a los menores.

Niños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTKNiños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTKLa maestra considera que los niños aprenderán el idioma de sus antepasados o perfeccionarán sus conocimientos del checo. Esto puede facilitarles seguir sus estudios universitarios en la República Checa. O a lo mejor alguno de ellos hará negocios en el futuro con Chequia o montará aquí una empresa, opina Helena.

En total unos cien niños divididos en tres grupos serán acogidos en la República Checa durante las próximas semanas. Los integrantes de los primeros dos grupos fueron escogidos por organizaciones de ucranianos de origen checo, mientras que el tercer grupo estará integrado por niños afectados por los enfrentamientos armados que continúan en el este de Ucrania, destacó Lubomír Zaorálek.

Niños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTKNiños de Ucrania y Lubomír Zaorálek, foto: ČTK”Las últimas dos semanas de este programa están reservadas a otros niños ucranianos que no tienen ninguna relación con la República Checa. Invitamos a un grupo de huérfanos de guerra, niños que vivieron los horrores del actual conflicto bélico. Además de un rico programa cultural, les brindaremos ayuda de psicólogos y otros especialistas”.

El año pasado el Gobierno checo destinó casi dos millones de euros para la ayuda a Ucrania entre los años 2014 y 2016. La Cancillería checa ayudó a enviar a Ucrania tres convoyes humanitarios con material médico, ropa, tiendas de campaña y otros artículos, y ofreció igualmente varias becas a estudiantes. En febrero partirá de Chequia con destino a Ucrania un cuarto convoy con ayuda.

03-02-2015