Nombrado el nuevo Gobierno de Andrej Babiš

13-12-2017

Casi ocho semanas después de las elecciones generales, Chequia tiene un nuevo Gobierno encabezado por el líder del movimiento ANO, Andrej Babiš.

Los miembros del nuevo Gobierno en Lány, foto: ČTKLos miembros del nuevo Gobierno en Lány, foto: ČTK En su primer discurso después de conocidos los resultados electorales, el líder del movimiento ANO, Andrej Babiš, agradeció a los electores la confianza depositada para formar el nuevo Gobierno.

La agrupación de Babiš fue la más votada, recibió cerca del 30% de los votos garantizando a su máximo representante formar y encabezar el nuevo Ejecutivo.

Hasta aquí todo va bien, y responde a lo establecido por la Constitución de la República. Las dificultades para el nuevo Ejecutivo surgen a partir de que el líder de la segunda agrupación más votada, Petr Fiala, del Partido Cívico Democrático, anunció que no respaldará ni tolerará un Gobierno minoritario de Babiš.

“No me imagino semejante eventualidad. Desde el principio así lo dijimos a nuestros electores y cumpliremos nuestras promesas”.

Petr Fiala, foto: Jana Přinosilová, ČRoPetr Fiala, foto: Jana Přinosilová, ČRo El mensaje del Partido de los Piratas copia lo expresado por los cívico-demócratas, tal y como indicara su líder, Ivan Bartoš.

“Sigue vigente nuestra estrategia que indica que no respaldaremos un gobierno en el que el papel dominante lo tenga ANO. En este momento ese papel dominante es claro”.

Otras agrupaciones opositoras como la Socialdemocracia, el democristiano Partido Popular, TOP 09 y los Alcaldes e Independientes (STAN) también declararon que no apoyarán semejante Gabinete.

Esto significa que el presidente de la República nombró a Babiš primer ministro, a su vez él formó el Gobierno que recibió la venia del mandatario este miércoles, pero todavía necesita el voto de confianza de la Cámara Baja, y según las declaraciones de los políticos no se lo otorgarán.

Ivan Bartoš, foto: Luboš Vedral, ČRoIvan Bartoš, foto: Luboš Vedral, ČRo El presidente de la República, Miloš Zeman, que ha expresado su apoyo a Babiš en varias oportunidades e incluso planea asistir a la sesión de la Cámara Baja en la que se debatirá el voto de confianza, no descarta que el Ejecutivo funcione sin gozar del apoyo de la mayoría de los diputados.

“El Gobierno que no obtenga el voto de confianza, es un Gobierno de pleno derecho, según lo estipula la Constitución. Esto significa que puede tomar todo tipo de decisiones, incluidos cambios de personal”.

El Ejecutivo encabezado por Andrej Babiš tiene un total de 15 miembros. Cuatro Carteras son dirigidas por mujeres, lo que representa el mayor número de ministras en la historia checa. Cinco ministros vienen del antiguo Gobierno de coalición del que formó parte el movimiento ANO.

La ley indica que después de nombrado, el nuevo Ejecutivo dispone de 30 días para pedir el voto de confianza a la Cámara Baja. En caso de fracasar tiene un segundo intento y eventualmente un tercero, que debe conceder el presidente de la Cámara de diputados.

13-12-2017