Nueva cara al frente del democristiano Partido Popular

10-11-2003

El democristiano Partido Popular tiene un nuevo líder. El diputado Miroslav Kalousek derrotó al actual presidente y ministro de RR. EE. checo, Cyril Svoboda.

Nueva cara al frente del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek, foto: CTKNueva cara al frente del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek, foto: CTK Con el solemne "Canto de San Venceslao", composición religiosa en homenaje al patrono checo, cerró el congreso del democristiano Partido Popular, celebrado el pasado fin de semana en Ostrava. En los próximos dos años encabezará esa formación política gubernamental el presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Miroslav Kalousek, quien sustituye en el cargo al jefe de la diplomacia checa, Cyril Svoboda.

"Svoboda no nos llevaba hacia la socialdemocracia, yo no nos llevaré hacia el Partido Cívico Democrático, todos juntos llevaremos a nuestro partido por el único posible camino, por la política de los demócratas cristianos, política que queremos que tenga éxito. ¡Qué Dios nos ayude!", subrayó el nuevo presidente rechazando su inclinación hacia la derecha.

Nueva cara al frente del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek, con Cyril Svoboda, foto: CTKNueva cara al frente del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek, con Cyril Svoboda, foto: CTK Kalousek, uno de los más controvertidos políticos checos, maestro de las negociaciones ocultas y principal experto económico de su partido, señala que el democristiano Partido Popular necesita manifestar un perfil claro. "Debemos ser más transparentes y más atractivos", destaca Kalousek quien pretende basar su programa en los tradicionales conceptos de los democristianos: poner énfasis en el campo, la familia, la lucha antidroga, y el principio "tres veces y basta" al sentencionar los delitos.

Conducir el Partido Popular a unas exitosas elecciones en 2006, éste es su objetivo primordial. Kalousek no planea, por el momento, intervenir en el Gobierno, integrado también por tres militantes del democristiano Partido Popular, ni abandonar la coalición gubernamental con los socialdemócratas y la Unión de la Libertad.

La primera prueba de fuego del partido, será el año próximo cuando la República Checa participe por primera vez en las elecciones al Parlamento Europeo.

10-11-2003