Nueva Ley de Empleo en la República Checa

01-10-2004

Los patronos no podrán a partir de este viernes, preguntarle a un solicitante de trabajo cuestiones de tipo personal. Por ejemplo, si se trata de una mujer, no se le podrá preguntar cuántos hijos tiene y quién cuidará de ellos en caso de que se enfermen. Lo prohibe la nueva Ley de Empleo que entró en vigor este primero de octubre.

La nueva Ley de Empleo debería eliminar las prácticas discriminatorias de los patronos a la hora de emplear a nuevos trabajadores. De aquí en adelante, lo fundamental deberían ser los conocimientos del solicitante del trabajo y no su edad, sexo, estado familiar o credo, indicó Katerina Beránková, portavoz del Ministerio checo de Trabajo y Asuntos Sociales.

"La nueva ley ayudará a reducir el desempleo en el país y facilitará a los solicitantes la búsqueda de trabajo. También, entre otras cuestiones, se debería llevar a cabo la reducción del número de extranjeros que trabajen de forma ilegal".

Katerina Beránková mencionó asimismo algunos cambios que la nueva normativa trae al sistema de los subsidios de desempleo. Las personas mayores de cincuenta años que se encuentren sin trabajo tendrán derecho a recibir el subsidio de desempleo durante un mayor período que las personas menores. La ley toma en cuenta que los mayores suelen tener mayor dificultad para encontrar empleo.

"Otro cambio que conlleva la norma es que los jóvenes que terminen sus estudios no tendrán derecho a recibir subsidio de desempleo. Para obtenerlo deberán trabajar primero un año como mínimo", señaló Katerina Beránková.

Más severas son las condiciones de inscripción de un desempleado en la lista de solicitantes de una Oficina de Trabajo. Por ejemplo, el ciudadano que se niegue a aceptar un trabajo correspondiente a sus capacidades profesionales, sin que su cumplimiento lo impidan razones de salud, podrá ser borrado de la lista de solicitantes de la Oficina de Trabajo.

La nueva Ley de Empleo checa atañe también a los extranjeros que trabajen en la República Checa en forma legal. Estos tienen los mismos derechos y obligaciones que los trabajadores checos.

Las argumentaciones del Gobierno de que la nueva Ley de Empleo ayudará a reducir el desempleo, las rechaza el oposicionista Partido Cívico Democrático, objetando que la misma sólo llevará a nuevas formas de discriminación. Alena Páralová, diputada de ese partido, insiste en que, para superar el desempleo es necesario ampliar la oferta laboral mediante un mayor desarrollo de la empresa.

01-10-2004