Nuevas medidas contra los conductores indisciplinados

23-06-2005

A los conductores indisciplinados se les acaban los "buenos tiempos" en las carreteras checas. La Cámara Baja aprobó este miércoles una enmienda a la ley sobre el tránsito rodado.

Las nuevas normas de tránsito en las carreteras checas entrarán en vigor a partir del primero de julio del 2006, en caso de que la enmienda también sea aprobada por el Senado y el presidente de la República.

"Se trata de un paso importante que ayudará a mejorar la situación en las carreteras. A la vez, las nuevas medidas beneficiarán a los conductores que respetan las normas de tránsito", dijo el ministro de Transportes Milan Simonovský.

"También es importante que la nueva norma permitirá a la Policía checa aplicar mayores castigos contra las personas que violan constantemente y sin escrúpulos las normas de tránsito, amenazando así la salud, e incluso la vida, de los demás conductores", apuntó Simonovský.

Una verdadera "revolución" en el tránsito rodado en la República Checa es la introducción de un sistema de puntos penales para los conductores. Al violar las normas de tránsito, al conductor, además de una multa, se le anotarán puntos penales, cuya cantidad dependerá de la gravedad de la transgresión. Así, por ejemplo, a un conductor que consuma alcohol antes de manejar, le pueden ser anotados hasta siete puntos penales. Al reunir doce puntos, se le priva por un año de la licencia de conducir.

También se elevarán las multas, pudiendo alcanzar éstas hasta 50 mil coronas, o sea, más de mil quinientos euros. Otro cambio es la obligación de tener encendidos durante todo el año, incluso durante el día, los faros del automóvil o la prohibición a los camiones de usar el carril izquierdo en las autopistas.

En contra de la aprobación de la nueva norma se pronunció únicamente el oposicionista Partido Cívico Democrático, cuyos diputados consideran "demasiado severas" las nuevas medidas en el tránsito rodado.

23-06-2005