Nuevo proyecto del Zoológico de Praga

14-07-2003

"La jungla de Indonesia" es el nuevo proyecto que prepara para sus visitantes el Zoológico de Praga. Se trata de la mayor aspiración en la historia de los parques zoológicos checos.

foto: CTKfoto: CTK El Parque zoológico de Praga fue fundado en 1931 y actualmente es uno de los más grandes de Europa Central. Habitan en él alrededor de dos mil animales de unas 400 especies.

El zoológico pasa actualmente por un difícil período, originado por las fuertes inundaciones del año pasado que le afectaron seriamente. Independientemente de la labor en la superación de los daños que requerirá todavía algún tiempo, el parque prepara un nuevo pabellón para sus visitantes, denominado "La jungla de Indonesia". El director del zoológico, Petr Fejk, está muy entusiasmado con el proyecto y confía en su éxito.

"Se tratará de un enorme invernadero que ofrecerá la ilusión de encontrarse uno en medio de la naturaleza virgen de Asia Oriental. Los animales que habitarán esa "jungla" no estarán separados uno del otro por ninguna reja. Y los visitantes tendrán la sensación de que se están paseando directamente entre esos animales. Claro, a algunos animales feroces habrá que apartarlos de alguna manera, por ejemplo, por fosos de agua u otras cosas por el estilo. En la "jungla" habrá también un salto de agua y será posible simular una lluvia tropical. Espero que nuestro propósito sea bien recibido por los visitantes y que el nuevo pabellón les facilite trasladarse imaginariamente a miles de kilómetros de Praga, a una jungla asiática".

Se prevé que el pabellón será abierto al público a comienzos del próximo verano. Para entonces deberían ser superados también los daños causados por las inundaciones del año 2002 y cuyo coste fue calculado en 250 millones de coronas checas. El director Petr Fejk destacó la enorme ayuda brindada por los ciudadanos al zoológico después de las inundaciones.

"Anualmente los ciudadanos suelen obsequiarle al zoológico entre 3 y 4 millones de coronas. En los primeros cuatro meses después de las inundaciones recibimos la fantástica suma de 22 millones de coronas. Aunque no desearía que volviera a repetirse la catástrofe natural que el año pasado afectó la República Checa, me emocionó esa actitud de la población. Me convencí de la extraordinaria relación de la gente para con los animales y la naturaleza en general".

14-07-2003