Nunca quise hacer otra cosa más que música dice Johnny Winter

18-07-2003

Johnny Winter, un extraordinario guitarrista de blues, llegó a Praga, donde se presentará con su grupo este sábado.

Aunque Johnny Winter, de 59 años, se apoya en un bastón al andar y parece ser frágil, el mismo irradia una extraordinaria energía e infunde respeto. El tejano, de largo pelo blanco y con los brazos tatuados, acompañó en su carrera a los grandes músicos, por ejemplo a Muddy Waters, convirtiéndose en una leyenda de blues.

"Nunca quise hacer otra cosa más que música. Pues, amo el blues y amo tocar la guitarra", dice simplemente el guitarrista.

El estadounidense inició su gira europea en Suiza, pero después suspendió sus conciertos en Alemania. Cristián Kregel, manager del artista, explicó que el promotor alemán no cumplió lo previamente acordado.

"Tuvimos problemas en general, así que decidimos que era mejor cancelar, porque no se daban las condiciones para que se realizar la gira. Es una cosa que no gusta ni al promotor, ni al artista. Y evidentemente, puede haber dañado a Johnny Winter y sus fans van a ser descontentos, pero si un promotor te pasa por escrito tres veces, lo que va a hacer, lo que te va a proveer, y después te lo cambia todo, ¿qué puedes hacer"?

¿Por qué incluyeron a Praga en la lista de conciertos de la gira?

"Es un sitio en que Johnny Winter nunca había tocado, parece que hay buen público. Se aprecia mucho el blues y el promotor de Praga, David, tenía mucho interés en traer a Johnny Winter, así que aprovechamos la oportunidad para venir, es el final de gira, y para ver como funciona el blues, porque en este parte de Europa no se trabaja mucho el blues, porque muchos artistas son reacios a venir por mil razones... No hay todavía una industria musical fuerte, así que poco a poco hay que ir entrando en este tipo de mercados", dijo en sus declaraciones para Radio Praga, Cristián Kregel, manager del guitarrista de blues, Johnny Winter.

18-07-2003