Pacto de respeto mutuo entre la vieja y la nueva guardia

12-07-2004

El presidente en funciones del Partido Socialdemócrata, Stanislav Gross, se reunió con el antiguo primer ministro, Milos Zeman, con el que pactó no atacarse mutuamente.

Mirek Topolanek (Partido Cívico Democrático) con Stanislav Gross (dra.), foto: CTKMirek Topolanek (Partido Cívico Democrático) con Stanislav Gross (dra.), foto: CTK En otro esfuerzo por llevar a buen final la tarea de formar el nuevo gobierno checo, el líder socialdemócrata en funciones se reunió con el ex primer ministro Milos Zeman, retirado de la política desde hace dos años.

A pesar de no participar activamente en la política del país, Zeman lanzó recientemente fuertes críticas al entonces primer ministro Vladimír Spidla, y exhortó a los socialdemócratas a forzar su dimisión. Lo que tuvo lugar, sin ser éste el único responsable.

El duelo político entre Zeman y Spidla, salpicó a Stanislav Gross, quien mejor optó por un pacto de respeto mutuo con el polémico Zeman, quien a pesar de encontrarse al margen de la política, todavía tiene seguidores dentro de la socialdemocracia, que podrían obstaculizar los planes del joven delfín político.

El otro gran tema en juego es la firmeza de los diputados a la hora de respaldar al nuevo Ejecutivo. En el pasado algunos parlamentarios oficialistas votaron en contra de las propuestas del Gobierno.

No obstante, el vicepresidente del Partido socialdemócrata, Zdenek Skromach, asegura que los parlamentarios de su formación respaldarán al nuevo Ejecutivo.

"Si analizamos las votaciones, los diputados socialdemócratas siempre respaldaron las propuestas gubernamentales. Estoy convencido de que en el futuro responderán de la misma manera, y esto será igual durante la votación sobre el nuevo Ejecutivo".

Con el fin de garantizar que todos los diputados de la coalición oficialista voten por el nuevo gobierno, surgió la idea de hacer firmar a todos los parlamentarios del oficialismo un documento que les compromete a guardar fidelidad a la coalición gubernamental.

En el pasado, algunos diputados de la coalición gubernamental votaron contra el Gobierno, por lo que surgió la idea de firmar el compromiso político, no obstante el proyecto ha topado con el rechazo de varios parlamentarios, por lo que se espera todavía una discusión muy áspera.

12-07-2004