Parlamento checo mantiene postura suave frente a los fumadores

20-04-2006

Trece votos faltaron este miércoles para que la Cámara Baja checa aprobara una enmienda de ley que prohibiría fumar en los restaurantes. La proliferación del tabaquismo en la República Checa es criticada por la Comisión Europea.

En enero del presente año entró en vigor la Ley antitabaco que prohibe fumar en lugares públicos. A los fumadores, no obstante, se les permitió fumar en los restaurantes. A esta postura benévola frente al tabaquismo se opusieron los diputados del democristiano Partido Popular que siguen empeñándose por imponer en el Parlamento la aprobación de una enmienda. Sin embargo, este miércoles ha sido rechazada su última propuesta, presentada a la Cámara Baja, que perseguía que se prohibiera fumar en los restaurantes. Los diputados democristianos, con el apoyo de colegas de otros partidos, están decididos a seguir combatiendo el vicio de fumar.

"El Consejo Municipal recomendó ampliar el número de restaurantes en los que estaría prohibido fumar. Ello es importante en especial para las zonas de Praga de mayor atractivo turístico, teniendo en cuenta que en el mundo se presta gran importancia a la lucha contra el tabaquismo".

La postura suave de las autoridades checas para con los fumadores es criticada por la Comisión Europea. El comisario de Sanidad, Marcos Kyprianu, advirtió a principios de abril que se podría multar a la República Checa si no adoptaba medidas urgentes contra el tabaquismo y, en especial, si no procede a la prohibición inmediata de la publicidad de productos tabacaleros.