Perspectivas de empeoramiento del desempleo

10-12-2002

El crecimiento de la economía de la República Checa es lento y aumenta la tasa de desempleo. Según las previsiones, ésta debería superar el próximo año el 10 por ciento, lo que significa que el número de los sin trabajo ascendería a más de medio millón.

Desarollo de desempleo en la República Checa, Imagen: CTKDesarollo de desempleo en la República Checa, Imagen: CTK La tasa de desempleo media es en la actualidad de 9,3 por ciento y en promedio a un puesto libre de trabajo aspiran en el país 11 desempleados.

Como es habitual la mejor situación es la existente en Praga, donde la tasa de desocupación oscila entorno al 3 por ciento, y la peor en Bohemia y Moravia del Norte (en las ciudades de Most y Karviná) donde el desempleo alcanza aproximadamente el 20 por ciento.

La portavoz del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Katerina Prejdová, señaló que el mes pasado el número de puestos de trabajo se redujo.

"Este hecho se debe a que terminaron los trabajos de temporada, sobre todo en el sector agrícola y de la construcción, así como a la desfavorable política monetaria".

Según el analista económico David Marek, en noviembre generalmente la situación en el mercado de trabajo es peor que el mes anterior cuando se lleva a cabo el reclutamiento laboral de los licenciados de escuelas.

"En la RCh se produce una deceleración económica debida a factores negativos externos, con lo que se reduce la posibilidad de crear nuevos puestos de trabajo y por ello probablemente siga creciendo en el futuro la tasa de desempleo".

Uno de dichos factores es la mala situación económica actual de Alemania, el principal socio comercial de la RCh. Otros motivos son la fuerte cotización de la moneda checa y la financiación de los daños causados por las inundaciones que afectaron el país en agosto.

Un problema significativo es además el descenso de los precios, que por un lado agrada al consumidor, pero las empresas pierden con ello ganancias, por lo que se ven obligadas a reducir su plantilla para disminuir los costes. La competitividad de las mismas se reduce, además, con el rápido crecimiento de los salarios, causado por el aumento de los sueldos en el sector estatal y por la baja inflación del país.

10-12-2002