Policía checa detiene al tercer autor de amenazas anónimas por teléfono

03-06-2002

La Policía checa se anotó este domingo otro éxito en su lucha contra las amenazas anónimas por teléfono, al detener a un hombre que anunció la existencia de una bomba en el aeropuerto internacional de Ruzyne, Praga.

Una llamada telefónica en la línea de emergencia de la Policía anunció el domingo que en el aeropuerto internacional de Ruzyne había un artefacto explosivo. Durante dos horas, el aeropuerto se vio paralizado. La gente fue evacuada, seis vuelos postergados y los pasajeros de cuatro aviones que aterrizaron durante la intervención policial, pudieron desbordar tan sólo tras su término.

Los policías no encontraron la bomba, pero sí al probable autor de la amenaza telefónica, un hombre de veinte años, procedente de Moravia.

Se trata del tercer autor de amenazas anónimas por teléfono, detenido en los últimos once días. El jueves pasado fue detenido un taxista que había amenazado en Internet a los empleados de la Alcaldía Mayor de Praga para vengarse por los estrictos controles que esa institución impuso hace varias semanas sobre los taxistas.

La amenaza anónima más seria fue la del pasado día 23 cuando la Policía recibió un mensaje electrónico sobre el posible ataque por aire contra tres torres Chepos en la metrópoli morava de Brno. El espacio aéreo sobre la ciudad tuvo que ser vigilado durante algunos días por las Fuerzas Armadas checas.

De todas formas, el autor de esta amenaza ha demostrado una pequeñísima dosis de fantasía e ingenuidad para cometer crímenes: la envió desde su propio teléfono celular.

03-06-2002