Policía de Tránsito realiza rigurosos controles de velocidad

04-04-2006

Poner en evidencia a los conductores que no respetan la velocidad permitida persigue un nuevo operativo de la Policía de Tránsito, iniciado este lunes.

El exceso de velocidad es una de las causas más frecuentes de los accidentes de tránsito que cobran vidas humanas. En el año 2005 cobró la vida en la República Checa a 481 personas. La policía de tránsito inició este lunes un operativo que persigue poner en evidencia a los conductores que no respetan la velocidad permitida en las aldeas y ciudades.

Veintisiete localidades de la República Checa participan en el operativo "Abril - mes de la seguridad en los poblados" que cuenta con el apoyo de la Unión de Ciudades y Aldeas y de la fundación para la seguridad en las carreteras, BESIP. Los radares policiales están instalados en las proximidades de escuelas y en los cruces de vías más frecuentados.

El operativo tendrá lugar durante todo el presente mes y sus resultados serán presentados a las alcaldías de los pueblos en cuestión. Se trata así de castigar a los conductores indisciplinados y de adoptar medidas encaminadas a una mayor protección de los peatones.

El primero de abril ha sido introducido en la República Checa un nuevo sistema de puntuación de los conductores. Por cada infracción a las normas de tránsito, le van sumando puntos penales al infractor. Al acumular doce puntos por infracciones, el conductor será privado por un año de su licencia de conducir.

Independientemente de las críticas en el sentido de que el nuevo sistema de puntuación es demasiado severo, el elevado número de infracciones por superación de velocidad durante el actual operativo policial, testimonia la poca voluntad de los conductores checos de moderar su actitud al manejar un automóvil.

04-04-2006