Portavoz de la presidencia checa de la UE sobrevive a su primer tropezón

06-01-2009

El portavoz de la presidencia checa de la UE, Jiří Potužník, cometió su primer tropezón al calificar los ataques terrestres israelíes en la franja de Gaza como una ‘operación defensiva’. Sus palabras causaron revuelo en el escenario político mundial.

Jiří Potužník (a la izquierda) Foto: CTKJiří Potužník (a la izquierda) Foto: CTK Después de que Potužník lanzara esas declaraciones el domingo pasado, el Ministerio de RR.EE. checo se precipitó de inmediato a corregir sus palabras. El canciller, Karel Schwarzenberg, subrayó que ni siquiera el derecho indiscutible de defenderse de cada país permite realizar operaciones militares que afecten principalmente a la población civil. Además, insistió en que la única declaración válida de la postura checa respecto al conflicto en Gaza es la que emitió el Ministerio de RR.EE.

Jiří Potužník, que cometió el primer desliz cuatro días después de asumir el cargo del portavoz de la presidencia checa de la UE, reconoció su yerro y decidió desistir.

“Las reacciones de la gente ya sea de uno o de otro bando del conflicto, por supuesto, correspondían al valor del enunciado de mis declaraciones. Por eso he pedido disculpas a ambas partes”, señaló.

Foto: CTKFoto: CTK Las palabras de Potužník agraviaron principalmente a los palestinos. El portavoz de Hamas, Fauzi Barhum, afirmó que sus declaraciones “dan luz verde a la continuación de los crímenes cometidos por los ocupantes en Gaza”. Las declaraciones de Potužník, además, contradecían la postura de Francia. El ex presidente de la Unión condenó sin paliativos en un comunicado oficial la ofensiva terrestre israelí contra Gaza, por lo que algunos comentaristas políticos advierten de la peligrosa desunión de la política exterior de los Veintisiete.

A pesar de ello, el primer ministro checo, Mirek Topolánek, respaldó a Potužník y no aceptó su renuncia al cargo.

“Las declaraciones de Potužník fueron erróneas y no coincidían con las opiniones de la Administración checa y del presidente de la UE. Se trató de un malentendido”, destacó el jefe del Gobierno.

El primer ministro dijo haber adoptado medidas que mejorarán la coordinación a la hora de hacer declaraciones para los medios de comunicación, para que no vuelva a repetirse fallo parecido.

06-01-2009