Praga de Kafka - ciudad inconsciente del siglo veinte

30-06-2005

¿Qué hace una ciudad con un escritor y qué hace el escritor con la ciudad? La respuesta a esta pregunta la encontrarán posiblemente en una exposición inusual sobre literatura que fue inaugurada este miércoles en el Ladrillar Herget en Praga. Se titula "La Ciudad K. Franz Kafka y Praga".

La exposición dedicada a Franz Kafka y a Praga, su ciudad natal, surgió hace seis años en Barcelona. Por primera vez, se ha logrado realzar en una exposición similar la participación checa en la vida y obra de Kafka que, debido a la situación política durante el régimen comunista y las barreras lingüísticas, permanece casi desconocida.

La primera parte de la exposición se llama Kafka en Praga, llevando como subtítulo "Espacio Existencial". Se trata de un recorrido cronológico por la vida de Kafka en Praga, informó el comisario de la muestra, Juan Insua.

"Hay siete espacios fundamentales, que son la cena primal, la vida en un círculo y teatro de la pureza, bodas siempre postergadas ... ".

Mientras que la primera parte muestra lo que Praga genera en Kafka, la segunda parte de la exposición titulada "Topografía Imaginaria", explica lo que Kafka hace con Praga.

"La ciudad realmente arquetípica, mítica o simbólica que Kafka crea en sus obras de ficción es la ciudad inconsciente del siglo veinte. Por lo tanto, los cinco espacios que la conforman - la madriguera, la oficina ilimitada, el castillo, la colonia penitenciaria y el umbral, deben interpretarse como sitios alegóricos".

Juan Insua subrayó que "La Praga de Kafka" no es una exposición convencional sobre literatura.

"No es una exposición donde solamente haya exclusivamente manuscritos, primeras ediciones, etc. sino que tiene siete lenguajes integrados y hay, digamos, una especial preocupación por lograr una síntesis entre iluminación, sonido, audiovisuales, textos y material expositivo y, por supuesto, construcción del espacio".

Antes de Praga, la exposición se presentó en el Museo Judío de Nueva York, informó Josep Ramoneda, director del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, donde nació la idea de realizar esta muestra.

"Juan Insua me propuso hace algunos años hacer una serie de exposiciones sobre un escritor y una ciudad. La idea era muy sencilla en apariencia, y muy difícil en su realización. Encontrar aquel punto en que el imaginario de una ciudad y el imaginario de un creador se encuentran y se fertilizan mutuamente. Empezamos con Dublín de Joyce, a continuación hicimos Lisboa de Pessoa, la tercera en 1999 fue la Praga de Kafka y posteriormente hicimos Buenos Aires de Borges".

Praga es el destino natural de la exposición dedicada a Franz Kafka. En el Ladrillar Herget - Hergetova cihelna, a orillas del río Vltava en el barrio de la Ciudad Pequeña, debería permanecer como mínimo durante los próximos diez años.

30-06-2005