Presidente califica como trágico error ley sobre unión legal de homosexuales

13-02-2006

El presidente de la República, Václav Klaus y el primer ministro, Jiri Paroubek, protagonizan un nuevo duelo político. Esta vez por los homosexuales.

El presidente checo Václav Klaus dio a entender que no firmará la ley que permite la unión legal de parejas homosexuales.

La semana pasada el primer ministro Paroubek le envió una carta, en la que presiona al mandatario para que ratifique la ley que permitirá la unión legal de homosexuales. El primer ministro hace hincapié en aspectos relacionados con la libertad.

Por su parte, el presidente Klaus reaccionó diciendo que Paroubek no tiene mandato alguno para darle lecciones a él ni a los ciudadanos sobre la libertad.

"El primer ministro trata de dar la impresión ante la opinión pública de que se trata de un asunto relacionado con la libertad o la falta de libertad. De acuerdo con el presidente esta ley no tiene nada que ver con la libertad", sostuvo el portavoz presidencial, Petr Hájek.

El presidente Klaus sostiene que el primer ministro trata de introducirle en la pugna electoral para los comicios generales de junio.

Después de muchos debates y polémicas la ley sobre la unión legal de parejas homosexuales fue aprobada por las dos Cámaras del Parlamento checo, ahora se espera la ratificación por parte del presidente de la República.

En caso de que el presidente Klaus no ratifique la ley, volverá al Parlamento donde tendrán lugar nuevas rondas de discusión y votaciones.

El mandatario aseguró, en su momento, que aprobar semejante ley sería un error, porque se trata de un intento por romper las instituciones tradicionales sobre las que se apoya la sociedad checa.

Insistió en que no tiene nada contra los homosexuales ni contra su manera libre de vivir, pero que no respalda semejante normativa.

13-02-2006