Presidente de la RCh apoya la adhesión de Bulgaria a la UE

24-11-2004

La República Checa incrementa en los últimos años el volumen de sus inversiones en Bulgaria, figurando entre los mayores inversionistas en ese país. El afianzamiento de las relaciones económicas mutuas, así como de la cooperación política y cultural fue reafirmado durante la visita oficial a Bulgaria del presidente de la República Checa, Václav Klaus.

Vaclav Klaus y su homólogo búlgaro Georgi Parvanov (Foto: CTK)Vaclav Klaus y su homólogo búlgaro Georgi Parvanov (Foto: CTK) Las deliberaciones del presidente Klaus con representantes oficiales de Bulgaria se centraron en las nuevas inversiones checas en ese país, incluyendo la edificación de una planta nuclear de dos bloques.

Este martes el presidente checo, Václav Klaus se reunió en Sofía con su homólogo búlgaro, Georgi Parvanov. Las dos partes intercambiaron opiniones sobre el nivel de las relaciones bilaterales, así como sobre la Unión Europea. Klaus y Parvanov coincidieron en que para los países de Europa no hay mejor alternativa que ser miembro de la Unión. Klaus expresó pleno apoyo al ingreso de Bulgaria, previsto para el primero de enero de 2007. El presidente checo advirtió no obstante, que la adhesión a la Unión Europea no significa que de la noche a la mañana desaparecerán los problemas.

Vaclav Klaus en Bulgaria  (Foto: CTK)Vaclav Klaus en Bulgaria (Foto: CTK) "Depende de cada uno de los países miembros, de cómo aprovechará las posibilidades que ofrece la Unión. Pero no se trata sólo de las dotaciones financieras, ésas no son lo fundamental y sería peligroso confiar en que gracias a ellas se solucionará todo", dijo Václav Klaus.

El presidente búlgaro, Georgi Parvanov, coincidió con Klaus. "Sería inaceptable que los políticos apoyásemos una postura consumista frente a la Unión Europea. Debemos explicarles a nuestros ciudadanos que con la entrada en la Unión se abrirán ante nuestro país nuevos horizontes. Ser un país comunitario no significa únicamente tener acceso a los fondos de la Unión", indicó Parvanov.

Durante las negociaciones del presidente checo, Václav Klaus, en Bulgaria fue destacado también el alto nivel de la cooperación entre los dos países en el sector político, cultural y del turismo. En los últimos años se elevó marcadamente el número de checos que pasan sus vacaciones en alguno de los balnearios búlgaros junto al Mar Negro.

24-11-2004