Presidente de la República condenó la violencia en "CzechTek"

02-08-2005

El presidente de la República, Václav Klaus, calificó de grave error la violenta intervención de la policía contra los participantes en el festival techno "CzechTek 2005".

Václav Havel (a la derecha) Foto: CTKVáclav Havel (a la derecha) Foto: CTK Un millar de policías antidisturbios intervinieron el sábado pasado contra unos cinco mil aficionados a la música techno en Mlýnec, comarca de Tachov. La fiesta se convirtió en un enfrentamiento que dejó un saldo total de un centenar de heridos entre manifestantes y policías.

El presidente Klaus está convencido de que la responsabilidad por el desprestigio sufrido por la policía y por las protestas públicas la llevan aquellos que dieron luz verde a la intervención policial.

"Todo indica que la intervención policial fue un grave error que perjudicó al crédito de la policía y que condujo a ciudadanos a las calles. Exigiré una explicación al Gobierno porque como presidente de la República debo velar por el respeto de los principios de la libertad y de la democracia".

Ministro del Interior, Frantisek Bublan (Foto: CTK)Ministro del Interior, Frantisek Bublan (Foto: CTK) El primer ministro, Jirí Paroubek, rechazó categóricamente las especulaciones de que la intervención policial fuera motivada políticamente e insistió en que se trató exclusivamente de la defensa de la legalidad en la República Checa.

El ministro del Interior, Frantisek Bublan, propuso que sean estipuladas las condiciones para la celebración de fiestas como "CzechTek" por medio de una ley.

"Propongo fortalecer el poder de la administración local para que las propias aldeas y ciudades puedan decidir si quieren o no que en sus cercanías se efectúen actos similares. Existe también la posibilidad de enmendar la ley de libertad de reunión. La decisión correspondiente debería ser tomada cuanto antes".

Entre los críticos de la intervención policial figura el ministro de Justicia, Pavel Nemec, y el apoderado gubernamental para los derechos humanos, Svatopluk Karásek. Su rechazo al proceder policial lo expresó también el ex presidente checo, Václav Havel, quien participó el lunes en la manifestación de protesta realizada ante el edificio del Ministerio del Interior en Praga.

02-08-2005