Presidentes de la RCh y Polonia debatieron sobre la situación en Ucrania

08-12-2004

"Cada nuevo éxito de la República Checa nos llena de alegría", afirmó este martes en Praga el presidente polaco, Alexander Kwasniewski. Además de temas bilaterales, las deliberaciones con su homólogo checo, Václav Klaus, se centraron en la situación actual en Ucrania.

De izquierda: Jolanta Kwasniewski, Livia Klausová, Václav Klaus y Alexander Kwasniewski (Foto: CTK)De izquierda: Jolanta Kwasniewski, Livia Klausová, Václav Klaus y Alexander Kwasniewski (Foto: CTK) Václav Klaus y Alexander Kwasniewski, valoraron altamente el nivel de las relaciones entre sus respectivos países en diferentes sectores. Klaus condecoró a Kwasniewski con la máxima distinción checa, la orden del León Blanco, en reconocimiento al amplio aporte del presidente polaco al desarrollo de la amistad y la cooperación entre Polonia y la República Checa.

Los dos presidentes reafirmaron este martes en Praga la disposición de sus países de aportar conjuntamente a la solución de cuestiones de alcance internacional, centrando su atención en la situación actual en Ucrania. En días pasados, Kwasniewski, participó como mediador en las negociaciones en ese país para la solución de la crisis surgida a raíz del fraude durante las elecciones presidenciales. El presidente polaco destacó la importancia de la celebración de una nueva segunda ronda electoral el 26 de diciembre.

"La comisión electoral será designada de manera diferente y se introducirán también otros cambios para impedir un nuevo fraude. Este "guión electoral" lo aprobaron todos los participantes en las recientes negociaciones sobre la crisis ucraniana".

Alexander Kwasniewski en el Senado checo (Foto: CTK)Alexander Kwasniewski en el Senado checo (Foto: CTK) Václav Klaus adopta una postura semejante a la de Kwasniewski en cuanto a la crisis en Ucrania.

"Espero que se logre esa solución, la cual, considero, es la única posible y viable. Es importante que los ucranianos resuelvan pronto sus problemas y que en el país haya nuevamente tranquilidad".

Los observadores indican que no obstante la coincidencia de opiniones en cuanto a temas bilaterales y la situación en Ucrania, en otras cuestiones las posturas de Klaus y Kwasniewski difieren diametralmente. Mientras que el presidente checo, Václav Klaus, se oponía por ejemplo a la intervención internacional en Irak, Polonia se convirtió desde el propio comienzo de las operaciones en uno de los principales aliados de Estados Unidos. Opiniones contradictorias mantienen Klaus y Kwasniewski también con respecto al Grupo de Visegrado y a la Constitución Europea.

08-12-2004