Primer ministro checo anuncia sorpresiva dimisión de su Gobierno

02-05-2017

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, anunció sorpresivamente este martes la dimisión de su Gobierno esta semana. En rueda de prensa Sobotka explicó que es la única manera de poner fin a la crisis que afecta al oficialismo. El papel de detonador de la crisis ha recaído en el ministro de Finanzas, Andrej Babiš, sospechoso de transacciones que han perjudicado al fisco.

Bohuslav Sobotka:
“Escogí la única solución razonable que consiste en la dimisión del Gobierno. Estoy preparado a presentar la dimisión al presidente de la República en el curso de esta semana”.

El magnate Andrej Babiš llegó a la política checa asegurando que la situación reinante lo había obligado. No podía seguir viendo lo mal que se administraban los fondos públicos.

Aseguró que él no era un político y que su intención era administrar el Estado como si de una empresa se tratase. Aquellas palabras no molestaron a sus futuros aliados de coalición, los socialdemócratas y los democristianos.

Andrej Babiš no ha conseguido explicar de manera satisfactoria qué ha pasado con la compra de bonos de una de sus empresas. Existen fuertes sospechas de que se ha tratado de un engaño al fisco, en manos del propio ministro de Finanzas.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTKBohuslav Sobotka, foto: ČTK Atrapado contra las cuerdas el primer ministro, Bohuslav Sobotka, anunció la dimisión de su Gobierno como única salida para acabar con la crisis que había empezado a salpicar a su Gabinete, según dijo ante la prensa.

“Escogí la única solución razonable que consiste en la dimisión del Gobierno. Estoy preparado a presentar la dimisión al presidente de la República en el curso de esta semana. Con este paso quiero dar a los partidos de coalición la posibilidad para que puedan debatir sobre la solución de esta situación. Los partidos pueden mantener la actual coalición gubernamental, pero en ese caso habrá que solucionar el problema del ministro de Finanzas, para evitar el conflicto de intereses”.

El primer ministro se negó a cargar con las responsabilidades del ministro Babiš, que según él ha perjudicado la labor de todo el Ejecutivo y afectado el renombre del país.

Como parte de la solución a la crisis, Sobotka no descarta la convocatoria de elecciones anticipadas.

Bohuslav Sobotka:
”No quiero que surja aquí una situación que ayudaría a la persona a la que se debe este problema, una situación que ayudaría a Andrej Babiš, quien trata de sacar de todo puntos políticos a su favor”.

”Los partidos de coalición también pueden acordar la convocatoria de elecciones parlamentarias anticipadas. Naturalmente, para ello sería necesario el acuerdo también de otros partidos políticos que integran la Cámara de diputados”.

La primera reacción de Andrej Babiš, publicada por la agencia de noticias ČTK, indica que el vice primer ministro no ve ningún problema en seguir en el Gabinete hasta las elecciones de octubre. “El Gobierno puede mantenerse en dimisión hasta las elecciones”, aseguró Babiš al tiempo que llamó cobarde a Sobotka.

Desde el estallido de la crisis, que ha enfrentado a los líderes de las dos mayores formaciones, la Socialdemocracia y el movimiento ANO, esta fue la primera vez en que Sobotka atacó directamente a su aliado de Gobierno y rival electoral.

Andrej Babiš, foto: ČTKAndrej Babiš, foto: ČTK ”No quiero que surja aquí una situación que ayudaría a la persona a la que se debe este problema, una situación que ayudaría a Andrej Babiš, quien trata de sacar de todo puntos políticos a su favor y aprovecharlos de inmediato en su campaña electoral. Y ello a pesar de que es él la persona que complicó las relaciones dentro de la coalición, que tiene un serio conflicto de intereses y que es investigado tanto por la Administración Financiera y la Policía de la República Checa”.

El paso a seguir, según lo adelantado por Sobotka es presentar oficialmente su decisión a los presidentes de las Cámaras del Parlamento e inmediatamente después al presidente de la República, Miloš Zeman.

Sobotka insistió en que el cese de Babiš pudo convertirle en una especie de “mártir”, situación que aprovecharía como capital político para los comicios del otoño.

02-05-2017