Primer ministro checo está satisfecho con las conclusiones de la Cumbre Euromediterránea

29-11-2005

La Unión Europea coincidió en Barcelona con los países árabes del Mediterráneo e Israel en cuanto a un procedimiento común para la lucha contra el terrorismo. Los participantes de la cumbre de dos días se comprometieron asimismo a cooperar en materia de regulación de la inmigración.

Primer ministro británico, Tony Blair (Foto: CTK)Primer ministro británico, Tony Blair (Foto: CTK) "El hecho de haber coincidido en un código de conducta es, efectivamente, un importante paso adelante", indicó en la rueda de prensa final el primer ministro británico, Tony Blair, en referencia al documento de dos páginas en el que los jefes de Estado y de Gobierno y sus representantes de la Unión Europea, de los países árabes del Mediterráneo e Israel, condenaron el terrorismo en todos sus aspectos y expresaron su decisión de erradicarlo.

"La presión de los acontecimientos contribuye a estos acuerdos", comentó la cumbre el primer ministro checo, Jirí Paroubek, que encabezó en Barcelona la delegación checa. "Se trata de conclusiones aceptables. Puede ser que alguien haya esperado conclusiones aún mejores, pero yo personalmente creo que no podrían serlo", indicó Paroubek.

Es la primera vez que existe un acuerdo similar entre los países de la Unión Europea y del Mediterráneo. Según fuentes diplomáticas, las negociaciones fueron muy complicadas. La Unión Europea tuvo que renunciar a la formulación de que el terrorismo no se puede justificar por el derecho a la autodeterminación. Por el contrario, los países árabes abandonaron la exigencia de diferenciar en el texto el terrorismo y el derecho a la defensa ante la ocupación extranjera.

Foto: CTKFoto: CTK Debido a las discrepancias entre Palestina e Israel en cuanto a la definición de terrorismo, no se trata de un plan de acción antiterrorista concreto. No obstante, debería fortalecer la cooperación legislativa en la lucha contra el terrorismo y servir de base para una resolución antiterrorista de la ONU.

Los participantes de la primera Cumbre Euromediterránea de la historia coincidieron además en regular conjuntamente la inmigración, al aprobar un plan de acción de cooperación para un período de cinco años.

"En el ámbito económico contribuirá en el futuro a la creación de un tipo de mercado común y a la desaparición de las barreras arancelarias", explicó el primer ministro Paroubek sin precisar en qué parte de la región la República Checa centra sus intereses. El primer ministro checo se trasladó de Barcelona a Londres para participar en una conferencia sobre el futuro de Europa, organizada por la Confederación de la industria británica.

29-11-2005