Primer ministro checo se reúne con los comunistas

21-06-2005

El referéndum sobre la Constitución Europea y las posibilidades para la ampliación de los contactos comerciales con China fueron los temas principales del encuentro del primer ministro checo, Jirí Paroubek, con el líder del Partido Comunista de Bohemia y Moravia, Miroslav Grebenícek, celebrado este lunes en Praga.

Primer ministro, Jirí Paroubek (Foto: Zdenek Valis)Primer ministro, Jirí Paroubek (Foto: Zdenek Valis) La "consulta" del primer ministro, Jirí Paroubek, con los comunistas checos provocó rechazo en el escenario político del país. El oposicionista Partido Cívico Democrático, así como el democristiano Partido Popular, una de las formaciones de la coalición gubernamental, criticaron la "moderación" de la postura de los socialdemócratas frente a los comunistas.

El primer ministro, Jirí Paroubek, insistió a su vez en que su partido quiere abrirse al debate con todas las formaciones representadas en el Parlamento. Apuntó que el encuentro con el líder comunista, Miroslav Grebenícek, permitió un abierto intercambio de opiniones.

"Hablamos sobre los preparativos del proyecto de ley sobre referéndum y coincidimos en que ese es el camino correcto para la aprobación de la Constitución Europea en la República Checa. Otro tema fue mi visita a Japón y China".

Paroubek señaló que quiso adquirir la mayor información sobre China en vista de su visita de tres días a ese país, a iniciarse el domingo, después de su estadía en Japón. "Grebenícek visitó China hace poco y su experiencia y contactos personales con líderes comunistas chinos podrían ayudarnos a la hora de negociar sobre la ampliación de la cooperación económica entre nuestros dos países", dijo Jirí Paroubek.

Durante la actual gira asiática acompaña al primer ministro checo, Jirí Paroubek, un grupo de empresarios y entre ellos representantes de la mayor empresa de maquinaria checa, Skoda.

Al ser instado por los defensores de los derechos humanos a plantear en China el problema de dichos derechos, el primer ministro checo señaló que su viaje a Japón y China tiene principalmente fines económicos. "Independientemente de mis simpatías para con los presos políticos en China, el objetivo de mi viaje a ese país es la ampliación de las relaciones comerciales. No creo que tengamos tiempo para debatir otros asuntos", acotó Paroubek. Recordó que China dispone de un gran potencial económico y que a su mercado tratan de penetrar la mayoría de los países europeos, así como Estados Unidos.

21-06-2005