Primera nadadora discapacitada checa supera el Canal de la Mancha

26-08-2019

La nadadora Markéta Pechová es la primera mujer discapacitada checa en atravesar el Canal de la Mancha. Superó el estrecho entre Gran Bretaña y Francia en 12 horas y media.

Markéta Pechová, foto: TJ Slavia Liberec Markéta Pechová, foto: TJ Slavia Liberec Markéta Pechová se convirtió este domingo en la primera deportista discapacitada checa en nadar a través del Canal de la Mancha, el tramo más estrecho entre Gran Bretaña y Europa continental. La deportista lleva 20 años nadando con una sola pierna.

Pechová pasó 12 horas y 31 minutos en el agua, superando una distancia de 38.8 kilómetros. Partió de las playas de Dover, en Gran Bretaña, y nadó hasta llegar a la orilla de Francia.

Markéta Pechová, foto: TJ Slavia Liberec Markéta Pechová, foto: TJ Slavia Liberec La deportista tuvo varios momentos de crisis en el agua, entre otras cosas debido a su baja temperatura. Según confesó la checa al servidor iDnes.cz, el agua tenía unos 12°C en ciertas partes, lo peor fue cuando grandes barcos pasaban cerca.

El camino también se lo complicaron las medusas, que le picaron varias veces, pero nada le impidió a Pechová superar la distancia entre Inglaterra y Francia.

Según su entrenador y presidente del club de natación TJ Slavia Liberec, Petr Kořínek, Pechová estaba bien preparada para la hazaña deportiva.

“El tiempo era perfecto, las condiciones ideales. Básicamente no hubo complicaciones. Todo salió bien, Markéta estaba muy bien preparada”.

Petr Kořínek, quien acompañó a Pechová mientras cruzaba el Canal de la Mancha, añadió a la Radio Checa que la nadadora “estaba feliz, fue un gran esfuerzo y una gran actuación. Me alegra que haya salido bien. Es la primera deportista discapacitada checa en lograrlo”.

La nadadora entrenó durante dos años para la prestación deportiva, las dos últimas semanas en Inglaterra.

Perdió su pierna a causa del cáncer

Feliz Markéta Pechová, foto: TJ Slavia LiberecFeliz Markéta Pechová, foto: TJ Slavia Liberec A Pechová le fue diagnosticado un tumor femoral en la infancia. A pesar de haberse sometido a un tratamiento muy duro, incluida la quimioterapia, le tuvieron que amputar una pierna cuando tenía 12 años. Pero el cáncer volvió después de un año, esta vez en forma de metástasis en los pulmones. Fue solo gracias a un trasplante de médula ósea que Pechová logró vencer la enfermedad.

A pesar de sus limitaciones, empezó a hacer deportes en la adolescencia. Al principio hacía atletismo: lanzamiento de pelota, de disco y de jabalina, y a los 20 años comenzó a nadar. Hoy es una de las mejores nadadoras checas de larga distancia, y compite con atletas sin discapacidades.

“La gente siempre me preguntaba por qué estaba entrenando tanto, así que, para que me dejaran en paz, les respondía que planeaba nadar a través del Canal de la Mancha”, dijo la nadadora cierta vez.

Pechová se convirtió en la novena mujer checa en superar el Canal de la Mancha. En total nadaron a través del estrecho 24 deportistas checos. Hace un mes, lo logró el checo Michal Slanina de la ciudad de Brno.

Entre las mujeres, la más rápida fue Yvetta Hlaváčová, quien cruzó el canal en 7:25:15 horas, lo que es el récord del mundo en la categoría femenina.

El primer checo en superar el Canal de la Mancha fue František Venclovský en 1971.

26-08-2019