Protesta diputado checo ante el Parlamento Europeo

01-12-2004

El eurodiputado checo, Jan Brezina, defendió en el Parlamento Europeo a los azucareros checos, oponiéndose a su discriminación. Brezina rechazó por adelantado su apoyo a cualquier proyecto comunitario que signifique que las empresas azucareras checas deban reducir su producción del azúcar.

Jan Brezina (Foto: www.janbrezina.cz)Jan Brezina (Foto: www.janbrezina.cz) Jan Brezina asistió este martes a la sesión del Parlamento Europeo vistiendo una camiseta blanca con una inscripción en inglés que decía: "Reforma azucarera - Alto a la discriminación".

El eurodiputado checo expresó de esa manera su desacuerdo con la anunciada reforma relativa a las cuotas para la producción del azúcar en los países comunitarios. El proyecto, presentado hace poco por un grupo de eurodiputados, perseguía abrir el mercado azucarero de la Unión Europea a los países en vías de desarrollo.

Como explicara Jan Brezina, su negativa no está dirigida contra los países en vías de desarrollo. El eurodiputado checo afirmó que la reforma dañaría en primer lugar a los azucareros de la República Checa, al igual que a sus colegas de los nuevos países comunitarios. En caso de reducirse las cuotas para la producción del azúcar, la República Checa, que es autosuficiente Jan Brezina (Foto: www.janbrezina.cz)Jan Brezina (Foto: www.janbrezina.cz) en cuanto al abastecimiento de su mercado interno dejaría de serlo, estando obligada a importar azúcar. A los antiguos miembros de la Unión la reforma no les debería afectar mayormente, ya que sólo reduciría el monto de las exportaciones del azúcar.

Según Brezina, la reforma significaría un duro golpe para los azucareros de la República Checa. La prevista ausencia de las subvenciones estatales al sector elevaría el precio del azúcar nacional, resultando más barato importar ese producto. Ello a su vez, llevaría a la quiebra a los azucareros checos.

Jan Brezina está decidido a continuar con semejantes protestas en defensa de los intereses de los azucareros checos y, por ende, de la economía de la República Checa.

01-12-2004