Puesto fuera de servicio policía que agredió a candidata de los Verdes

03-05-2006

El policía que golpeó en la manifestación antinazi el 1° de mayo a la directora de la sección de Derechos Humanos de la Oficina del Gobierno, Katerina Jacques, fue puesto fuera de servicio y fue acusado de abuso de poder.

Foto: CTKFoto: CTK Katerina Jacques asistió junto con sus dos hijos este lunes a la manifestación contra los neonazis de la Resistencia Nacional que se reunieron en la Plaza Palacký de Praga. Según sus palabras, se mantenía distante del tumulto principal, portando una pancarta con el lema "Los verdes contra los neonazis", cuando sin motivo alguno un policía la agredió brutalmente. Jacques se queja de que ninguno de los policías presentes le ayudó.

El incidente lo rodó por casualidad Michal Vlk, su testimonio fue transmitido por la Televisión Pública.

"En las proximidades inmediatas se hallaban unos cinco policías más, cuya única preocupación fue impedirme que rodase el incidente".

Michal Vlk (Foto: CTK)Michal Vlk (Foto: CTK) Katerina Jacques indica que el policía siguió golpeándola tanto en el automóvil policial como en la comisaría. Según el informe médico, la directora de la sección de Derechos Humanos de la Oficina del Gobierno sufrió contusiones en la muñeca derecha, las rodillas, la espalda, y magulladuras en las costillas y en el pubis.

Por su parte, el portavoz de la policía, Ladislav Bernásek, sostuvo inmediatamente después del incidente que el agente tuvo que intervenir, ya que la candidata parlamentaria por el Partido Verde perturbaba el orden público.

Golpeada Katerina Jacques (Foto: CTK)Golpeada Katerina Jacques (Foto: CTK) "Los policías la exhortaron reiteradamente a que desistiera de su actuación, pero en vano, por ello la llevaron a la oficina policial. Debido a que la mujer se resistía, los policías se vieron obligados a utilizar medios represivos legales".

No obstante, el ministro del Interior, Frantisek Bublan, admitió este martes que la intervención policial fue inadecuada.

"Creo que se trató de una intervención inútil por parte del policía. El foco de los aconteicmientos entre los neonazis y sus adversarios sucedía lejos del lugar donde se hallaba Katerina Jacques. Allí no existía peligro inminente".

El ministro prometió llevar a cabo la investigación del caso antes de fin semana.

03-05-2006