Purgas personales en la Policía checa tras la fuga del multimillonario

23-06-2005

El presidente de la Policía checa renunció a su cargo después de que a los detectives del servicio anticorrupción se les escapara el multimillonario Radovan Krejcír. No es el único al que la huida del empresario acusado de fraudes millonarios le ha costado el puesto.

El ex-presidente de la Policía checa, Jiri Kolar (Foto: CTK)El ex-presidente de la Policía checa, Jiri Kolar (Foto: CTK) El presidente policial, Jirí Kolár, anunció este miércoles al ministro del Interior, Frantisek Bublan, su renuncia, aunque no se siente directamente culpable del fracaso de la redada contra el empresario Radovan Krejcír el pasado sábado. Sin embargo, Kolár admitió que tras la detención de Krejcír los policías cometieron una serie de errores.

"El comportamiento de la policía durante el registro domiciliario no correspondió al procedimiento debido. No se prestó atención suficiente a las personas que se encontraban en el lugar, y especialmente al sospechoso".

Bublan aceptó la renuncia, informando que Kolár dirigirá la Policía checa hasta el 15 de agosto para poder encontrar entre tanto a un sucesor adecuado.

Ministro del Interior, Frantisek Bublan (Foto: CTK)Ministro del Interior, Frantisek Bublan (Foto: CTK) En relación con el caso Krejcír, el ministro del Interior destituyó este miércoles al jefe del servicio anticorrupción, Jirí Pálka, y a su secretario, Josef Becvár. Fue puesto fuera de servicio cada uno de los diez efectivos de la policía anticorrupción que el pasado sábado permitieron huir al empresario. Según declaró Bublan, el registro domiciliario de la residencia de Krejcir parecía "una excursión a una villa de lujo".

Este miércoles el ministro del Interior admitió por primera vez que en la presidencia policial trabaja un alto oficial corrompido que facilita información a personas de la talla de Krejcír. El caso es investigado por la Inspección del Ministerio del Interior.

Contra el empresario acusado de preparar un asesinato y un fraude millonario fue dictada una orden de detención internacional. Una huella fue probablemente detectada en Eslovaquia, donde la cámara instalada en una gasolinera registró hace dos días a un hombre cuya descripción corresponde a Radovan Krejcír. El hombre lleva una gorra con visera, gafas oscuras y reposta gasolina en un automóvil de la marca Lamborghini.

23-06-2005