"Queremos ver a nuestros hijos", reclaman en Estrasburgo los padres divorciados

08-08-2003

Cinco padres checos presentaron demanda contra el Estado ante el Tribunal Europeo para los Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, Francia. Los cinco hombres se quejan que tras divorciarse no se les permite ver a sus hijos.

Los padres acusan al Estado de que no les aseguró la posibilidad de ver a sus hijos, aunque los tribunales checos reconocieron que los hombres tienen el derecho de estar en contacto con sus descendientes.

"Las cinco demandas son en principio idénticas. Nos quejamos de que los tribunales checos y otros órganos estatales no hayan protegido nuestros derechos y nosotros así hemos perdido la posibilidad de ver a nuestros hijos y participar en su educación durante o tras el divorcio", dijo uno de los demandantes, Lubos Patera.

Los hombres checos, que fundaron la Asociación "Justicia para los hijos", reclaman ante el Tribunal Europeo de Estrasburgo una indemnización que asciende a mil euros por cada mes en el que no pudieron ver a sus hijos.

Según los miembros de la Asociación, en la República Checa hay muchos padres que se hallan en la misma situación y que están dispuestos a presentar una demanda contra el Estado en Estrasburgo.

El Ministerio de Justicia checo, criticado por los padres por no haberles ayudado a resolver el caso, no quiere comentar el asunto, según indicó una portavoz de esa institución.

"En este momento sólo podemos constatar en general que cada ciudadano checo tiene el derecho de dirigirse al Tribunal Europeo de Estrasburgo, si le parece que los tribunales checos no han respetado sus derechos", indicó Iva Chaloupková, portavoz del Ministerio de Justicia.

Hace poco, el Tribunal Europeo para los Derechos Humanos de Estrasburgo anunció que la República Checa tiene que pagar a una familia gitana unos 30 mil euros por discriminación y demoras prolongadas en los procesos judiciales.

08-08-2003