Quince presidentes de Europea Central y del Sur debaten en Brno sobre losproblemas de su región

25-05-2007

Brno se ha convertido estos días en la capital de Europa Central. Quince presidentes europeos se dan cita este viernes y sábado en la cabecera de Moravia del Sur para debatir sobre problemas actuales de la región y la Unión Europea.

Foto: CTKFoto: CTK A las diez de la mañana, hora local, los quince primeros mandatarios desfilaron en la céntrica Plaza de la Libertad de Brno.

"Desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro, desde Alemania hasta Ucrania, desde Polonia hasta el sur de Italia y los Balcanes, es una parte muy importante de Europa. Me alegra que este encuentro tenga lugar cada año. Es una oportunidad singular de conversar en serio sobre esta región y sobre lo que la rodea".

Con estas palabras el anfitrión y presidente de la República Checa, Václav Klaus, inauguró oficialmente este viernes la cumbre presidencial de dos días. Klaus destacó que no es una región simple, lo cual confirma el hecho de que el presidente de Ucrania, Víctor Yushchenko, se vio obligado a cancelar su participación en el último momento durante la noche pasada debido a la situación política en su país.

Como representante de los invitados extranjeros pronunció el discurso inaugural el presidente más antiguo, Stjepan Mesic, de Croacia, que participó por primera vez en el evento en primavera del 2000 después del cambio democrático.

"Estar invitado a la cumbre de los países centroeuropeos no significa solamente la posibilidad de intercambiar opiniones acerca de temas europeos en el círculo de presidentes europeos, sino también el hecho de ser aceptado en la familia de las democracias europeas".

Seguidamente los presidentes se dirigieron al Hotel Internacional para iniciar las conversaciones.

Cabe recordar que sólo dos de los países participantes, Austria e Italia, representan a la llamada Europa Occidental. Aproximadamente una mitad de los países son miembros de la Unión Europea, mientras que la otra aspira a la adhesión a las estructuras europeas y euroatlánticas. A Brno acudieron los presidentes de todos los países de la antigua Yugoslavia, excepto Eslovenia, así que se espera que uno de los temas sea la independencia de la provincia serbia de Kosovo. Otro tema controvertido pueden ser los planes de EE.UU. de construir una base de defensa antimisil en la República Checa y Polonia, contra lo cual protestan Hungría y Alemania.

La agrupación presidencial es interesante también desde el punto de vista del pasado de sus integrantes. En una mesa de negociaciones se reúnen, por ejemplo, Alfred Moisiu, de Albania, que cursó escuelas militares soviéticas, y el presidente polaco Lech Kaczynski, quien protestó contra el régimen comunista en el movimiento disidente "Solidaridad".

25-05-2007