RCh ha condenado los ataques perpetrados en Londres

08-07-2005

Políticos y representantes de la vida pública de la República Checa han condenado categóricamente los ataques terroristas perpetrados este jueves en Londres, expresando su solidaridad con las víctimas y apoyo a la lucha contra el terrorismo. Tras los trágicos sucesos en la capital de Gran Bretaña, en la República Checa se han fortalecido las medidas de seguridad.

Londres en la actualidad (Foto: CTK)Londres en la actualidad (Foto: CTK) "Es impactante que actos terroristas como éste lleguen al continente europeo". De esta manera reaccionó a los ataques en Londres el presidente checo, Václav Klaus. A él se sumó el Primer Ministro checo Jirí Paroubek.

"El Gobierno de la República Checa condena el feroz ataque terrorista perpetrado contra civiles de Londres, expresando al Gobierno y a los ciudadanos del Reino Unido su pésame con las víctimas, y a la vez plena solidaridad en la lucha contra el terrorismo".

El presidente de la Cámara de Diputados, Lubomír Zaorálek, subrayó que los autores de los actos terroristas son nuestro enemigo común, contra el que hay que luchar en conjunto. Por su parte, el líder del opositor Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, opinó que estos ataques pretenden desestabilizar Europa y a todo el mundo sensato. "Es una locura. Lo condeno. Con los terroristas hay que luchar y no se puede ceder ni un milímetro", declaró Topolánek.

También el comentarista checo Lukás Lhotan, que profesa la fe musulmuna, está convencido de que los ataques de Londres no fueron dirigidos solamente contra la civilización occidental, sino también contra la misma comunidad musulmana.

"Esos terroristas no consideran la matanza de no musulmanes, de los no creyentes, como una obligación. Ellos también consideran como obligación matar a los musulmanes que no están de acuerdo con ellos. Estos ataques terroristas se dirigen contra el islamismo. Europa y los musulmanes en Europa deberían unirse en la lucha contra estos terroristas".

Londres en la actualidad (Foto: CTK)Londres en la actualidad (Foto: CTK) Los ataques fueron condenados asimismo por el cardenal checo, Miloslav Vlk, quien destacó que estas manifestaciones violentas contradicen a la convicción sobre el valor sagrado de la vida humana y la dignidad del hombre.

Los servicios de inteligencia checos afirman que en la República Checa no hay peligro de un ataque terrorista. El primer viceministro de RR. EE., Jan Winkler, señaló que el terror amenaza a la República Checa en la medida de su compromiso en Irak y en la lucha contra Al-Qaeda, que no es insignificante, pero tampoco alcanza la misma envergadura que en el caso de Gran Bretaña.

Tras los sucesos en Londres se aumentó en Praga el número de patrullas policiales en el metro, aeropuerto, ferrocarriles, en grandes centros comerciales y en las cercanías de los edificios gubernamentales y embajadas. Medidas similares fueron tomadas en todos los lugares importantes del país, cuya destrucción podría causar víctimas mortales, provocar pánico entre los ciudadanos o amenazar la economía nacional.

Tras el secuestro y asesinato del diplomático egipcio en Irak, Ihab al Sharif, estrictas medidas de seguridad rigen también en la Embajada checa en Bagdad.

08-07-2005