RCh prohibe la cría de aves de corral al aire libre

15-02-2006

La gripe aviar se aproximó a las fronteras de la República Checa. Este martes se detectaron nuevos brotes de la enfermedad en otros dos países de la Unión Europea, cerca de Graz en Austria y en la isla alemana de Rügen. "No hay motivo para preocuparse excesivamente, pero hay que contar con todo", indicó al respecto el portavoz de la Administración Veterinaria Estatal checa, Josef Duben.

Foto: CTKFoto: CTK La República Checa procedió a intensificar las medidas de prevención contra la gripe aviar aún antes de llegar las noticias sobre la aparición del virus mortal H5N1 en Austria y Alemania. El martes la Comisión de Infección Central decidió aumentar la protección de las grandes granjas de aves de corral. Las rigurosas medidas entrarán en vigor el 16 de febrero, informó Josef Duben.

"Los granjeros tendrán que mantener sus aves de corral encerradas y proteger sus granjas para que no puedan entrar aves silvestres, lo cual significa cubrir las ventanas y los ventiladores con redes, etc. A partir del primero de marzo se prohibirán exposiciones, concursos y mercados de aves".

La Administración Veterinaria Estatal puede permitir excepciones siempre que se evite el contacto con aves silvestres. Josef Duben subrayó que se trata de medidas preventivas y que por el momento no existe una amenaza directa. La prohibición de criar aves en las instalaciones al aire libre no se refiere a los pequeños avicultores, aunque también a ellos el ministro de Agricultura, Jan Mládek, les recomienda mantener las aves encerradas.

Los granjeros tienen que llevar un registro sobre muertes, traslados e intervenciones veterinarias en sus crías y denunciar a los veterinarios cualquier síntoma sospechoso.

15-02-2006