RCh toma una postura más moderada hacia el régimen de Fidel Castro

29-03-2002

La República Checa toma una postura más moderada hacia el régimen de Cuba. El ministro de Relaciones Exteriores, Jan Kavan, destacó este jueves en la Comisión para los Derechos Humanos de la ONU que la diplomacia checa apostará por el diálogo como la contribución más eficaz al proceso de democratización en la Isla.

El hecho de que la República Checa no presente este año la resolución que condena la violación de los derechos humanos en Cuba, tal como lo hizo en los pasados tres años, no significa que esté satisfecha con su observancia en la Isla, subraya el portavoz de la Cancillería checa, Ales Pospísil.

"Con cierta esperanza, y a la vez con gran cautela, observamos senales de una posible mejora en la Isla. Además, la Cuba de 2002 ya no está tan aislada como la de los años pasados. Existe la posibilidad de reanudar el diálogo entre La Habana y la Unión Europea. Cuba reanuda también las conversaciones con los países latinoamericanos. El viceministro de Exteriores cubano prepara una visita a Polonia, país que tiene mucho interés por el intercambio comercial con la Isla, y el ex presidente estadounidense, Jimmy Carter, planea visitar próximamente Cuba".

Según Pospísil, la disposición de Cuba para deliberar sobre la solución de sus problemas a nivel internacional podría contribuir a su salida del aislamiento, así como al desarrollo de los derechos humanos en ese país.

El ministerio de Exteriores checo recalca, no obstante, que Cuba todavía está al principio de su camino, por lo que no descarta la posibilidad de que la República Checa respalde un material referente a la situación de los derechos humanos en la Isla que surja en el seno de la ONU.

"Insinuamos repetidamente que brindaríamos apoyo a alguna acción que realizara al respecto Latinoamérica y que gozara del pleno respaldo de la Unión Europea", enfatizó el portavoz del jefe de la diplomacia checa, Ales Pospísil.

29-03-2002