Reconstruyen un campo de trabajos forzados de la época comunista

12-10-2015

Un campo de trabajos forzados de la época comunista fue levantado en la ciudad de Jáchymov, donde en los años 50 fueron recluidas miles de personas incómodas para el régimen comunista. Se trata de la reconstrucción de uno de los lugares más temidos durante el comunismo checoslovaco.

La torre de la muerte, Jáchymov, foto: ČT24La torre de la muerte, Jáchymov, foto: ČT24 ¡Condenado a trabajos forzados en las minas de uranio de Jáchymov! Ese fue uno de los veredictos más temidos por la población checoslovaca en los años 50. La mayoría de los condenados no sobrevivieron los horrores del lugar.

En Jáchymov terminaron opositores políticos, personas que intentaron abandonar el país y muchos que simplemente dijeron en voz alta lo que pensaban.

El director del Museo, Michael Rund, indicó que el proyecto busca alertar ante algo que no debe repetirse.

“Es muy importante mantener presente lo que ocurrió en Jáchymov para que esa terrible época de nuestra historia no caiga en el olvido. Podemos decir que Jáchymov era en los años 50 una ciudad detrás de la alambrada”.

Jáchymov, foto: ČT24Jáchymov, foto: ČT24La reconstrucción del campo de trabajos forzados fue posible gracias a ayudas de la Unión Europea. De acuerdo con el director Rund, mantener viva la memoria histórica es de vital importancia para que las jóvenes generaciones conozcan el pasado y eviten las ideologías radicales.

Gracias a un minucioso trabajo, los visitantes se encontrarán de pronto en los años 50. Las altas alambradas, las torres de vigilancia y unas pocas edificaciones ofrecen un duro testimonio de las difíciles condiciones en las que tuvieron que vivir las víctimas del aparato de represión comunista.

En Jáchymov hubo un total de 15 campos de trabajos forzados en los que fueron recluidos unos 16.000 ciudadanos, en la mayoría de los casos se trató de presos políticos.

Jáchymov, foto: ČT24Jáchymov, foto: ČT24 Los reclusos trabajaban en las minas de uranio de la región, explotando materia prima que posteriormente era enviada a la Unión Soviética. En la actualidad todavía viven unas 1.200 personas que sobrevivieron los horrores de Jáchymov.

Ninguno de los campos soportó el abandono y las inclemencias del tiempo. Los especialistas utilizaron fotografías de la época, así como el testimonio de algunos sobrevivientes para reconstruir de la manera más fiel aquél lugar de dolor y muerte.

En el campo conocido como ‘Svornost’ los arqueólogos descubrieron este año una edificación subterránea, llamada ‘correccional’ que no era otra cosa que una celda de castigo. Se trata de otro de los sitios que podrán ver los visitantes.

El ‘Infierno de Jáchymov’, así se llama el sendero de 7 kilómetros de longitud que pueden recorrer los interesados que podrán leer en tablas informativas o en aplicaciones para teléfonos y tabletas sobre la historia de los campos de trabajos forzados durante el régimen comunista.

12-10-2015