Regreso victorioso de la tenista Martina Navrátilová

10-05-2006

Tras veinte años, la tenista checa Martina Navrátilová volvió a jugar en Praga. La jugadora de 49 años de edad derrotó en los dobles, junto a su compañera Barbora Strýcová, al dúo checo-estadounidense Blahotová / Rolle en la primera ronda del Abierto de Praga.

Martina Navrátilová (Foto: CTK)Martina Navrátilová (Foto: CTK) Emocionada y temblorosa, Martina Navrátilová entró este martes en la pista de Stvanice, "pensé que tal vez no iba a contener las lágrimas", con esas palabras expresó sus sentimientos la jugadora que bajo el régimen comunista emigró de Checoslovaquia a EE.UU.

Tras su emigración, altos cargos comunistas la habían condenado como traidora a la patria, pero el público checo la aclamó con aplausos atronadores, al volver Navrátilová en 1986 a Praga, defendiendo los colores de EE.UU., y batiendo a Hana Mandlíková en la Copa Federación. El entonces primer ministro Lubomír Strougal abandonó incluso el palco indignado por el hecho de que los checos apoyaran a la "mercenaria" estadounidense; y la jugadora lloró de emoción.

Martina Navrátilová y Barbora Strýcová (Foto: CTK)Martina Navrátilová y Barbora Strýcová (Foto: CTK) Este martes, el público checo asimismo acogió a la leyenda del tenis femenino con ovaciones, pero la atmósfera fue mucho más relajada, Navrátilová y Strýcová derrotaron sin problemas a sus contrincantes en 65 minutos, por 6-2 y 6-3.

"Se puede decir que fue un partido fácil. He fallado algunas pelotas, pero eso suele pasar y Barbora jugó con aplomo y muy bien. Fue un partido sólido".

Así dijo Martina Navrátilová, que ha disputado durante su carrera más de dos mil partidos, pero en Praga jugó apenas diez veces. A pesar de su gran experiencia, la jugadora admitió que estaba nerviosa antes del saque inical.

"Uno siempre está nervioso. El que diga que no está nervioso, o miente o el tenis le da igual y no vale la pena que lo juegue. Me alegro de estar aquí y poder enseñar que todavía sé jugar al tenis".

La tenista ha sumado el mayor número de títulos en dobles entre las damas, esforzándose en Praga por alcanzar el trofeo número 175. Por primera vez triunfó en un torneo de dobles en Toronto, Canadá, en el 1974, es decir, doce años antes de que naciera su actual compañera de juego, Barbora Strýcová.

10-05-2006