República Checa insistirá ante la Unión Europea en el respaldo a las fuerzas democráticas en Cuba

19-01-2005

La República Checa insiste en que la Unión Europea (UE) debe comprometerse a seguir ayudando a las fuerzas democráticas en Cuba. Diplomáticos checos advierten que la normalización de relaciones entre la Unión Europea y el régimen de Fidel Castro no debe ir en detrimento del respaldo a la oposición.

Fidel Castro (Foto: CTK)Fidel Castro (Foto: CTK) En junio de 2003 la Unión Europea aprobó una serie de sanciones diplomáticas contra el régimen de Fidel Castro, tras la ola de detenciones y condenas de 75 disidentes y el fusilamiento de tres secuestradores por parte del régimen cubano.

Las medidas de la UE incluían la práctica de invitar a los disidentes a la celebración de las fiestas nacionales en las embajadas europeas en La Habana, una medida irritante para las autoridades que, como respuesta, habían congelado su interlocución con los países que la aplicaban.

A finales de noviembre, el régimen de Fidel Castro inició la paulatina liberación de siete disidentes del llamado "Grupo de los 75" del que ya habían sido excarcelados otro siete anteriormente. Pero en Cuba todavía hay centenares de presos de conciencia.

El viceministro de Relaciones Exteriores checo, Petr Kolar, declaró al diario Lidové Noviny que el objetivo de la República Checa es convertirse en un clarísimo aliado de los disidentes cubanos.

Felipe Pérez Roque (Foto: CTK)Felipe Pérez Roque (Foto: CTK) "Nuestra postura en torno a Cuba no ha registrado ningún cambio significativo, para nosotros el régimen cubano sigue siendo antidemocrático" sostuvo el vicecanciller checo.

No obstante, este mes el gobierno cubano anunció el restablecimiento de sus relaciones con la representación de la UE en la isla, y con el resto de los países comunitarios que permanecían con los contactos congelados.

El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, anunció que la decisión atendía a las solicitudes presentadas por los gobiernos de Luxemburgo, actual presidente de la UE, España y Bélgica.

Por su parte, la República Checa, insiste en que cualquier modelo de comunicación entre la UE y La Habana debe mantener su objetivo: ayudar a las fuerzas democráticas en Cuba.

El próximo martes se reunirán en Bruselas expertos de la Unión Europea en temas de América Latina para elaborar recomendaciones que estudiarán los ministros de Relaciones Exteriores comunitarios a finales de este mes.

La República Checa insistirá en que la defensa de los derechos humanos y el respaldo a las fuerzas democráticas en Cuba deben mantenerse como una de las prioridades de la Unión Europea respecto a Cuba. A la postura checa se sumarían Polonia, Eslovaquia, Holanda y Dinamarca.

19-01-2005