República Checa logra el crecimiento más estable de la OECD

10-08-2005

La República Checa y Eslovaquia han registrado en los últimos años el crecimiento más estable de todos los países de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD). El Fondo Monetario Internacional advierte, sin embargo, que sin realizar varias reformas necesarias, en el futuro la República Checa no será capaz de mantener tan buenos resultados económicos.

En los siete últimos trimestres, las economías checa y eslovaca aumentaron por lo menos en uno por ciento en cada sector, algo que no ha logrado ninguno de los estados de la OECD. La economía checa crece anualmente en más de un cuatro por ciento, la eslovaca incluso ha sobrepasado un cinco por ciento. Según resaltó el economista principal del Reiffeisenbank, Pavel Mertlík, el crecimiento económico checo depende sobre todo de la situación en el mercado internacional.

"Tenemos suerte de que la economía mundial crezca rápidamente en la actualidad. El año pasado la economía global aumentó en un cuatro por ciento, lo que representa el mejor resultado en los últimos cuarenta años", afirmó Pavel Mertlík.

Por su parte, el economista principal de la compañía Patria Finance, David Marek, subraya que estos resultados tan buenos se pueden mantener en el futuro sólo bajo ciertas condiciones.

Según se desprende de un estudio realizado por el Fondo Monetario Internacional es imprescindible que la República Checa lleve a cabo principalmente los siguientes proyectos: La aprobación de la reforma del sistema de pensiones, la reforma del sector de sanidad y la creación de un mercado laboral más flexible.

El FMI calificó la economía checa como una de las más desarrolladas de todos los nuevos miembros de la UE, pero por otro lado, alarma sobre déficits presupuestarios muy altos y el envejecimiento paulatino de la población checa.

10-08-2005