República Checa reducirá su presencia militar en Irak

08-10-2007

La presencia militar checa en Irak se reducirá en un futuro próximo. Así lo informó Karel Schwarzenberg, ministro de RR.EE., quien sostuvo que seguirán el ejemplo de EE.UU. y Gran Bretaña, que mantendrán en ese país un contingente militar reducido.

Sobre el plan de reducción informó el ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, en un programa de debates de la Televisión Checa que se transmitió el domingo. El jefe de la diplomacia checa no especificó la fecha del inicio de la retirada de los soldados checos de Irak, pero recalcó que se tratará de un proceso paulatino.

"Esta cuestión, naturalmente, debemos analizarla y acordarla previamente con nuestros aliados de la OTAN. Los militares checos velan mayormente por la seguridad de los contingentes internacionales en Basora, por lo que antes de retirarlos, debemos estar seguros de que su ausencia no pondría en peligro la seguridad de los soldados de los países aliados", dijo Schwarzenberg.

En Irak se encuentran actualmente unos cien militares checos. La mayoría se encarga de la protección de las fuerzas multinacionales desplazadas en las proximidades de la ciudad de Basora, en el sureste del país. El Ejército Checo está representado también en el alto mando de la Misión de Adiestramiento de la OTAN en Bagdad. Tres de sus especialistas militares se encargan de la formación de personal militar iraquí y ayudan en la coordinación de las donaciones internacionales de equipamiento militar a ese país.

El plan checo supone reducir especialmente la presencia militar checa en Basora. Por otro lado, el ministro Schwarzenberg subrayó que la República Checa está dispuesta a participar en mayor medida en programas de reconstrucción y desarrollo de sectores civiles en Irak y, especialmente, en la reconstrucción de la industria de ese país.

08-10-2007